SIGUE EL CONFLICTO

Lo qué está pasando en Misiones, ¿puede pasar en Buenos Aires?

La provincia de Misiones está atravesando una situación crítica debido a fuertes reclamos por parte de la policía. ¿Podría suceder algo similar en Buenos Aires?

Las calles de Misiones son una caldera debido a un fuerte reclamo que lleva adelante la policía, quienes exigen aumento de salario. También se sumaron los profesionales de la salud y de la educación: tres de los servicios básicos e indispensables, en pie de guerra haciéndole frente al difícil contexto que dejó los primeros meses de gestión libertaria.

La gestión entrante del peronista Hugo Passalacqua no puede hacerle frente a la inflación y los salarios quedaron estancados. Este panorama, en medio de una altísima inflación acumulada en el último semestre, llevaron a la policía de la provincia a tomar el Comando Radioeléctrico de Posadas, cortar las calles y quemar gomas en las calles de Posadas.

TE PUEDE INTERESAR

A todo esto, Javier Milei lejos de ceder y tomar cartas en el asunto decidió confrontar y enviar, bajo la conducción de Patricia Bullrich, a cientos de gendarmes "hasta tanto cese la situación" y así, tirar más leña al fuego.

Pero si bien el foco del conflicto es y comenzó en Misiones, la crisis salarial y el confrontamiento con el Gobierno nacional pone en alerta a los gobernadores de las provincias vecinas, que en las próximas horas podrían tomar medidas similares. En Corrientes, por ejemplo, el gobernador se adelantó y anunció un aumento del 10% para junio.

policía de misiones.png

¿Puede pasar en Buenos Aires lo que está pasando en Misiones?

En las últimas horas se instaló la posibilidad de un "efecto contagio" en el resto del país. Esto quiere decir que, de seguir el conflicto, otras provincias podrían sumarse -cómo forma de protesta- a la medida de fuerza implementada en Misiones por la policía. Así lo advirtió el ex ministro de Seguridad bonaerense y actual senador nacional, Sergio Berni, quien coincidió en que es todo un desencadenante -y una de las tantas consecuencias- de los primeros seis meses del gobierno de Milei.

En este sentido, el experimentado en materia de seguridad le advirtió a Milei que "no sigan jodiendo con la provincia de Buenos Aires" porque "tenemos un gobernador que tiene tantos huevos como él", y explicó que el conflicto puede replicarse en territorio bonaerense porque están matando de hambre a los ciudadanos: " cuando el pueblo bonaerense dice basta, se escucha el escarmiento", advirtió.

El año pasado, cuando comenzó a dispararse la inflación, se produjeron episodios de saqueos en Mendoza. Pero claro, la inflación golpeó a todo el país, no solo a Mendoza, y las noticias ahora recorren a gran velocidad. Esas noticias y los videos no tardaron en viralizarse y lo propio comenzó a pasar en otros rincones del país. Córdoba, Santa Fe, Chaco, Neuquén y también en Buenos Aires, se empezaron a ver episodios similares. De esto se trata el "efecto contagio" que advirtió Berni.

Axel Kicillof y Sergio Berni.jpg

Nación incendia y Provincia sale al rescate

Las provincias están obligadas a afrontar el pago del medio aguinaldo en el mes próximo, lo que supone un gasto bastante significativo para las arcas provinciales. Más aún teniendo en cuenta que desde las oficinas de Milei pregona el "no hay plata" y que, con la mirada de los libertarios puesta únicamente en el superávit fiscal, no habrá plata para alivianar semejante gasto.

A todo esto, la Provincia dice lo contrario y garantizó a los gremios el medio aguinaldo. Se trata de un gran alivio para los trabajadores de la administración pública, docentes, médicos y judiciales, pero también para la Provincia, que querrá evitar a toda costa que se desate un conflicto similar al de Misiones.

En un difícil contexto para la administración bonaerense, que atraviesa una situación critica producto de los recortes de fondos de Nación, y, en un mes en el que no podrán "empatar" a la inflación en el acuerdo paritario con los diferentes gremios, garantizar el aguinaldo es un alivio y evitará, al menos, una posible queja.

Por otra parte, y si bien este mes la Provincia no pudo ofrecer un aumento paritario acorde a la inflación de abril (que fue del 8,8%), el acuerdo incluyó el compromiso de enviar una nueva convocatoria para continuar discutiendo salarios a fines de junio.

TE PUEDE INTERESAR