Política y Economía
DESPILFARRO DE RECURSOS

YPF dio de baja un contrato que daba pérdidas millonarias

Desde YPF dieron de baja un convenio de común acuerdo con una empresa que desnudó pérdidas millonarias para el Estado tras un plan ideado por Mauricio Macri.

Mientras el ex presidente Mauricio Macri se encuentra en pleno raid mediático para intentar reposicionarse en medio de la interna de Juntos por el Cambio, salen a la luz nuevas pruebas que echan por tierra otro relato anti K ideado por el macrismo. YPF dio de baja un contrato que fue firmado en la gestión anterior y causaba enormes pérdidas millonarias al Estado. Fue de común acuerdo con la empresa y consistía en producir gas licuado.

El esmero de Macri en crear un discurso en el cual afirma que en su Gobierno no se “despilfarraban” recursos a diferencia de la gestión kirchnerista se derrumba una vez más. Además de las dificultades que muestra a la hora de enarbolar frases claras para tratar de explicarlo, se le suman contundentes pruebas que ponen fin a su relato. Ahora, la actual gestión de YPF dejó al desnudo las millonarias pérdidas que dejaba una medida impulsada por el ex presidente.

TE PUEDE INTERESAR

El 20 de noviembre de 2018, YPF firmó dos contratos con el grupo Exmar N.V. para instalar en Bahía Blanca una barcaza licuefactora para producir y exportar gas natural licuado (GNL) a partir del segundo trimestre de 2019. El convenio firmado fue por 10 años y se preveía una inversión cercana a los 20 millones de dólares solo para la readecuación de la infraestructura terrestre.

En aquel entonces, la petrolera que era conducida por Miguel Gutiérrez expresó que “el proyecto marca la entrada de Argentina en el selecto club de las naciones exportadoras del GNL en todo el mundo, con un plan inicial de exportar a los mercados extranjeros 500.000 toneladas del GNL anualmente”.

Sin embargo, la promesa macrista naufragó desde el comienzo constándole millones de dólares al Estado argentino. De hecho, para evitar una mayor sangría en plena crisis mundial profundizada por la pandemia de coronavirus, este lunes YPF confirmó que suscribió “un acuerdo transaccional con el grupo EXMAR N.V. para la finalización de contratos de licuefacción de gas natural y reclamos arbitrales pendientes”.

Barcaza Tango.jpg

Las razones objetivas por las cuales se decide dar de baja el acuerdo comienzan a desandarse tras los detalles que brindaron fuentes del sector industrial a INFOCIELO. En principio, el convenio planteaba un monto de 1.100 millones de dólares más otros costos para YPF con terceras partes y la inversión inicial de 10 millones de dólares.

Sin embargo, tanto la capacidad de licuefacción de la unidad como la de almacenamiento resultaron muy bajas para tener escala y ser competitiva en un mercado global con un “contrato inflexible a 10 años”. Además, YPF no mitigó los costos del proyecto con una contractualización de largo plazo.

En ese marco, la barcaza recién llego al país en febrero de 2019 y comenzó a producir siete meses después con cinco cargamentos de GNL. Asimismo, los precios alcanzados fueron sustancialmente menores a los esperados y a los necesarios para cubrir los costos del proyecto.

Las estimaciones que realizó el macrismo en torno a las exportaciones arrojaron un supuesto monto de 200 millones de dólares anuales, pero la realidad marcó que en el primer año se alcanzaron 40 millones de dólares. Por ese motivo, la pérdida fue de 145 millones de dólares en el primer año. A este ritmo, se proyectaba un valor de pérdida a valor nominal de aproximadamente 800 millones de dólares si continuaba en operación hasta el año 2029.

20190528084219_ypf.jpg
Foto: @YPFLaPlata
Foto: @YPFLaPlata

Con estas pérdidas millonarias que impactaban directamente en los habitantes del país, en junio de este año la nueva conducción de YPF comenzó las tratativas para cerrar el grifo. Entonces, evaluó suspender pagos y Exmar rechazó la situación por lo que inició un proceso de arbitraje en Londres. Finalmente, las partes llegaron a un acuerdo para concluir la situación mediante el pago de una suma total de 150 millones de dólares que incluye el monto correspondiente a lo que no se había abonado.

De este modo, el monto total será pagado en forma financiada con una cuota de 22 millones de dólares y luego otras 18 mensuales.

Así, YPF pone fin no solo a que el Estado argentino se desangre con deuda evitables, sino también a una intención del ex presidente de Macri de generar un relato en el que culpa al kirchnerismo de hacer gastos innecesarios.

Incluso, Macri encabezó un acto en octubre de 2018 en Bahía Blanca, (municipio conducido por Héctor Gay) cuando la provincia de Buenos Aires era gobernada por María Eugenia Vidal. Allí, acompañó la partida un buque regasificador y acusó al kirchnerismo de "la inacción, la incapacidad y el despilfarro" de recursos energéticos.

Dos años después de aquel episodio, los hechos marcan que el ex mandatario y sus ex funcionarios deberán dar explicaciones ante lo desnudado por YPF: un fenomenal gasto de recursos del Estado que se pudo evitar.

TAGS

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión