Sociedad
Nota con video

Cambio de estación: Conocé cómo prevenir gripes, resfríos y enfermedades virales

La vacuna antigripal es "más que necesaria" dijo la Doctora Analía Mykietiuk, Prosecretaria de la Sociedad de Infectología, remarcó que para los sectores vulnerables es "indispensable". Dolores musculares, dificultad para respirar y la fiebre son los síntomas del virus que llega con el otoño. Enterate cómo detectarlos en esta entrevista.

Los cambios de estaciones suelen traer con ellos resfríos, gripes y enfermedades. Salir de casa con poco abrigo, el aire acondicionado en la oficina y la disminución repentina de las temperaturas pueden ocasionarnos malestares a los que debemos estar atentos.

En ese sentido, la prosecretaria de la Sociedad Argentina de Infectología, Analía Mykietiuk, le explicó a INFOCIELO que “la gripe es una enfermedad estacional, lo mismo que los virus respiratorios”, los cuales muchas veces pueden provocarnos dificultades para respirar, disfonía o tos, entre otros síntomas.

TE PUEDE INTERESAR

Al respecto, la doctora dijo que “súbitamente uno se siente mal, tiene dolores musculares, fiebre alta, ganas de no hacer nada, tos o catarro”, aunque destacó que no siempre son cuestiones de relevancia. Sí advirtió a que debemos estar atentos, ya que “se pueden poner los ojos rojos y tener dolores musculares”. Ante estos síntomas, señaló que los mismos pueden venir acompañados de virus que son responsables de los catarros, de la tos y de los mocos.

Lo cierto es que muchos, al comenzar a sentirse mal, toman algún medicamento que hay en casa o van directamente a la farmacia y preguntan qué deben tomar. Por eso, la médica explicó: “No es siempre necesario tomar antibióticos en forma empírica o antes de saber cuál es la causa sin una indicación médica”, y agregó que “lo ideal es consultar al médico o ir a una guardia para que a uno le hagan el diagnóstico”.

Sin embargo, como todos los años, lo que recomiendan los especialistas para esta época es vacunarse. “Es indispensable para las poblaciones vulnerables, a las cuales la gripe podría causarles no solo internaciones, sino también riesgo de muerte”. La especialista se refiere a aquellas personas mayores de 65 años, pacientes con defensas bajas, con problemas cardíacos, respiratorios, endocrinológicos y obesos. “En ellos, cuando hay gripe se les generan mayores complicaciones. El lavado de manos y el alcohol en gel son importantes factores para disminuir ese riesgo”, finalizó.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión