Política y Economía
Planes y borradores

Vidal piensa movimientos en su Gabinete en torno a un segundo mandato

La Gobernadora comienza a pensar en un hipotético segundo mandato. Para eso, diagrama los primeros movimientos en un futuro Gabinete.

Tras sepultar la idea de desdoblar las elecciones bonaerenses, la gobernadora, María Eugenia Vidal se metió de lleno en hablar de la posibilidad de su reelección. De hecho, la semana pasada, en un encuentro con la Mesa Agropecuaria provincial habló de que piensa implementar plan productivo para el sector para los próximos cuatro años y de una “gran” reforma fiscal si es que logra un nuevo mandato.

Un día antes, en la reunión que mantuvo con todo el bloque de Diputados bonaerenses, habló de lo que será la campaña electoral. “Venimos de atrás, pero estamos acostumbrados a los escenarios difíciles”, les dijo Vidal a sus 44 legisladores. Pero hubo una frase que más resonó: “Si logramos un segundo mandato, no va a ser una continuidad del periodo 2015-2019”.

TE PUEDE INTERESAR

A lo que se refirió Vidal es que no sólo están pensando en la campaña, sino también en comenzar a diagramar el esquema de cara un hipotético segundo mandato y sobre ello movimientos en su Gabinete.

Según pudo saber INFOCIELO, hay borradores que apuntan a movimientos claves. Por un lado, la salida anunciada públicamente de Cristian Ritondo del Ministerio de Seguridad a fin de año, abre un hueco importante en ese cartera a que en la jerga política bonaerense llaman “el fierro caliente”.

Para reemplazar a Ritondo, Vidal tiene un plan A y un plan B. El primero es el actual presidente de Diputados bonaerense, Manuel Mosca. El plan B es Guillermo Montenegro, si es que no logra imponerse como candidato a intendente de Mar del Plata. El destino de Ritondo sería una candidatura a diputado nacional, pese a que -por ahora- desde su entorno niegan esa posibilidad.

Ritondo, si se candidatea a Diputado nacional y logra el escaño, ambiciona la Presidencia de la Cámara baja del Congreso, un rol que no le es extraño ya que durante años presidió la Legislatura porteña.

V

Por otro lado, el lugar que dejaría Mosca en la estratégica silla de la presidencia de Diputados, la ocuparía el ex massista, Joaquín De la Torre, actual Ministro de Gobierno. “Vidal prefiere a un peronismo manejando las rosca la Cámara”, afirman desde Cambiemos. Para eso, se piensa que el ex intendente de San Miguel sea la cabeza de lista de diputados provinciales de la Primera Sección. Dato no menor: el Plan B para Mosca, si es que no desembarca en Seguridad, es el Ministerio de Gobierno.

En las conversaciones de alto nivel que se dan en Cambiemos en la Provincia deslizan que dos ministros tienen los días contados en el Gabinete de Vidal. Se trata del titular de Infraestructura, Roberto Gigante, y del director general de Cultura y Educación, Gabriel Sánchez Zinny.

En cuanto al encargado de las obras bonaerenses, en la cúpula de Calle 6 hay cierto descontento por la labor del funcionario. Por el lado del Director General de Educación, tiene un perfil técnico valorado en Calle 6, pero también una característica de su personalidad que no lo ayuda para el cargo, donde la Gobernadora viene dando batalla: la tirante relación con los docentes, requiere de un perfil más dispuesto a dar la pelea en el terreno público. Sánchez Zinny, se sabe, no es muy afecto a las declaraciones públicas a través de los medios.

Por último, suena fuerte un cambio dentro de la estructura del Banco Provincia, donde desembarcaría Hernán Lacunza, actual ministro de Economía -que acumula roces con la oposición-, en reemplazo de Juan Curutchet.

Por Juan Alfaro (ALFA)

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión