Política y Economía
REBELDE DE LA JUSTICIA

Stornelli se mostró víctima de una operación y dijo que es “su deber no ir a declarar”

El fiscal que se negó a ir a declarar en cinco oportunidades frente al juez Alejo Ramos Padilla, ahora se muestra como principal damnificado de una “maniobra fraudulenta”. Sin embargo, las pruebas en su contra son demasiadas. “No fui a declarar no porque no quiero sino porque es mi deber no ir y es mi deber explicar la situación ante los órganos superiores míos”, explicó.

El fiscal Carlos Stornelli, se mostró víctima de una “maniobra fraudulenta” y aseguró que no fue a declarar al juzgado de Dolores en cinco oportunidades, porque era “su deber”.

Antes llamado a un largo silencio, el fiscal volvió a la mediatización luego de que los periodistas Jorge Lanata y Luis Majul difundieran escuchas a presos políticos K, de las cuales todavía se desconoce cómo llegaron a sus manos.

TE PUEDE INTERESAR

Lo cierto es que en esos audios, algunos de ellos hacían referencia a lo que iba a acontecer con la denuncia de uno de los extorsionados por Marcelo D´Alessio y Stornelli. Eso bastó para que el fiscal lo tomara como una prueba irrefutable de una operación construida previamente para apartarlo de una causa que tenía como principales imputados a ex funcionarios del gobierno kirchnerista, en la ya conocida “causa de los cuadernos”.  

El problema son las fechas: mientras que la defensa del fiscal se basa en esas conversaciones, desde el kirchnerismo advierten que las mismas fueron realizadas entre 18 y 19 de enero, cuando la extorsión hacia el empresario Pedro Etchebest se había dado entre diciembre de 2018 y los primeros días del mes de enero.

“Yo debo proteger la investigación. Nosotros sabíamos desde el inicio de que estas eran maniobras fraudulentas para voltear la causa y lograr objetivos que pudieran llevar a recusaciones, nulidades o a cuestiones de otro tipo. Era una cuestión absolutamente falsa desde el inicio", dijo.

A su vez, se defendió acerca de su situación de “rebeldía” para con la justicia, luego de que se negara a presentarse frente al juez Alejo Ramos Padilla por más de cuatro oportunidades. Al mismo tiempo -y sin que eso parezca una contradicción- se vio junto al presidente Macri en un acto por el aniversario del Ejército Nacional. 

"La inmunidad funcional es para proteger a los fiscales y para proteger las investigaciones. No fui (a declarar) no porque no quiero sino porque es mi deber no ir y es mi deber explicar la situación ante los órganos superiores míos", se jactó el fiscal.

Lo cierto es que tanto la Cámara Federal de Mar del Plata, la cual tiene poder sobre el juzgado de Dolores, así como por la propia Corte Suprema de Justicia, enviaron mensajes de apoyo hacia Ramos Padilla y avalaron que el juez pidiera el desafuero de Stornelli.

Las pruebas son demasiadas: chats, audios, llamadas y fotos junto al agente inorgánico de la DEA, Marcelo D´Alessio, quien trabajaba junto al fiscal y pedía coimas a su nombre. La red de espionaje y extorsión no terminó ahí. La investigación que lleva adelante el juez determinó que en ella participaban agentes del servicio de inteligencia, periodistas, empresarios e incluso tenían un asiduo contacto con fiscales, jueces y hasta funcionarios del gobierno nacional.  

"Los fueros no son privilegios personales sino que están instituidos para que podamos defender las investigaciones que llevamos adelante", dijo Stornelli.

"La magnitud de la maniobra tiene que ver con la magnitud de la verdad que hemos ido descubriendo. Tengo la firme convicción de que estamos en la senda correcta, siguió en esa línea el polémico fiscal.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión