RIESGO DE UNA SEGUNDA OLA

El gobierno evalúa qué hacer ante la falta de vacunas

En la semana llegarán 3 millones de dosis Sinopharm, pero esas vacunas no están aprobada para mayores de 60 años. Los riesgos y el posible Plan B del gobierno.

La Cadena Nacional que irrumpió en todas las pantallas el pasado jueves, mostró a un Alberto Fernández preocupado por el avance de la “segunda ola” del coronavirus, que ya golpea en varios países del mundo. También, por la aparición de nuevas cepas, una de las cuales se expandió en Brasil y amenaza con llegar a la Argentina.

Por eso, aunque sin anuncios claros y concretos, el presidente se adelantó a lo que podrían llegar a ser, finalmente, medidas que busquen evitar un nuevo capítulo de la pandemia en nuestro país. En ese sentido, se espera que, en la semana entrante, el gobierno nacional (en conjunto con los gobernadores) firme varios Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) para desalentar los viajes al exterior, así como también para imponer mayores restricciones para salir e ingresar al país.

TE PUEDE INTERESAR

Pero, a la par, en la cabeza de Alberto Fernández se desprende otra preocupación: el evidente atraso de la llegada de las vacunas prometidas, especialmente las adquiridas tras el acuerdo con la farmacéutica Gamaleya, que produce la vacuna rusa Sputnik V. De hecho, el Estado argentino firmó un convenio para la compra de 20 millones de vacunas, de las cuales por ahora solo arribaron poco más de 3 millones.

Lo mismo ocurre con las vacunas de AstraZeneca, de las cuales se adquirieron 22 millones de dosis y muchas de ellas se elaborarían en el territorio nacional, en un trabajo en conjunto con México.

El panorama, entonces, es claro y al mismo tiempo un tanto dramático: se aproxima la segunda ola de coronavirus y las vacunas no llegan. Por todo esto, desde la Casa Rosada se evalúa un plan B que a la fecha podría ser polémico, o –en todo caso- una jugada anticipada: usar las vacunas Sinopharm para inmunizar a la población de riesgo.

Entre el martes y el jueves de esta semana, arribarían al país diferentes vuelos provenientes de China y completarían un stock de 3 millones de vacunas Sinopharm. Sería el lote más grande de dosis que llega en pocos días, equiparando así a las Sputnik V, que ya casi están distribuidas y aplicadas en su totalidad.

La dificultad residen en que la vacuna de origen chino no se puede aplicar todavía para mayores de 60 años, una de las poblaciones de mayor riesgo, pero lo cierto es que en ese país y en otros, como Pakistán, los gobiernos han aprobado su uso de emergencia y ya las aplican para adultos mayores.

No es, sin embargo, la única vacuna que ya se aplica para ese grupo etario a pesar de no estar del todo testeada. En Chile el gobierno aprobó la Sinovac para mayores de 60, teniendo el mismo inconveniente que la China.

Frente a esto, antes de la llegada del invierno y del posible ingreso de la cepa brasilera (mucho más contagiosa que el virus original), el gobierno de Alberto Fernández observa el panorama y analiza. Para tener un respaldo científico, se espera que la ANMAT permita el uso de emergencia de estas vacunas, pero eso depende a su vez de que China envíe la documentación oficial para que se estudie la vacuna.

El Plan B que se baraja en casa de gobierno, no es solo una opción que tiene en mente el gobierno nacional. También los gobernadores se lo plantearon a Alberto e incluso, fue apoyado por el jefe porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

ARGENTINA_REPUNTE_COVID_VACUNAS.webp
Coronavirus: el gobierno piensa la posibilidad de aplicar las vacunas de Sinopharm para adultos mayores

Coronavirus: el gobierno piensa la posibilidad de aplicar las vacunas de Sinopharm para adultos mayores

UN RETRASO MUNDIAL

A su vez, en la Cadena Nacional de la semana pasada, el presidente insistió con el hecho de que actualmente el 10% de los países del mundo son los que han logrado acceder a un stock de vacunas capaz de inmunizar a su población. El resto, es decir la inmensa mayoría, se encuentra peleando por acceder a las dosis.

Esa “dilación mundial” de la que habló Alberto Fernández, afecta al país pero al mismo tiempo, la Argentina se para como una de las naciones que pese a todas las trabas, ha logrado acceder a diferentes vacunas y realizar una campaña de inmunización descomunal.

Hasta el 19 de marzo, en el país se aplicaron 2.472.426 primeras dosis y 591.438 segundas dosis, lo que equivale al 80 por ciento de todas las distribuidas. Según las estadísticas, el 5,4 por ciento de la población recibió al menos una dosis. Si el gobierno realmente se convence de aplicar las Sinopharm para amortiguar cualquier riesgo frente a la llegada de la segunda ola de coronavirus, el número de vacunados se elevaría exponencialmente.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión