Sociedad
600 PERSONAS ESPERABAN EN FILA

Médico multimillonario alemán aplicó vacunas no autorizadas

Winfried Stöcker es un emprendedor con un doctorado en medicina. Él mismo desarrolló una vacuna contra el coronavirus sin aprobar, y ahora aplicó 100 dosis

El sábado por la tarde, dos médicos vacunaron a 107 personas en el aeropuerto de Lübeck, Alemania, con una vacuna que no está aprobada en el mercado, y la policía frenó esa acción.

El hombre que lo desarrolló e hizo la oferta de vacunación es el profesor Dr. Winfried Stöcker, quien además es el propietario del aeropuerto.

TE PUEDE INTERESAR

A las 3 de la tarde de ayer, la gente se agolpaba frente al edificio del aeropuerto.

Alrededor de 80 personas que querían recibir la vacuna estaban esperando ser inoculados y el número siguió creciendo hasta los 600.

El aeropuerto pertenece a Winfried Stöcker. El hombre es emprendedor y tiene un doctorado en medicina.

Él mismo desarrolló una vacuna contra el coronavirus. En abril de 2020 se hizo público: Stöcker está investigando su vacuna en un autoexperimento, se dijo en aquel momento, pero nunca fue aprobada.

Los agentes obtuvieron muestras de vacunación, utilizaron jeringas y listas de vacunación y registraron los datos personales de los presentes.

Los virólogos más prestigiosos describen a las vacunas de Stöcker como "experimentos humanos inadmisibles"

Sin embargo, el hecho de que el aeropuerto de Lübeck pertenezca nada menos que al controvertido empresario y doctor en medicina Winfried Stöcker hace que la gente le crea y no se dé cuenta.

¿QUIÉN ES ESTE MÉDICO Y FINANCISTA DE LA DERECHA?

Stöcker, quien anunció el año pasado que había desarrollado una vacuna simple pero supuestamente altamente efectiva contra el coronavirus, libró una batalla contra las autoridades: y especialmente contra el Instituto Paul Ehrlich (PEI) para lograr la aprobación que nunca llegó.

Stöcker es todo menos un lego en el campo de la inmunología. Hace cuatro años vendió su empresa "EUROIMMUN Medizinische Labordiagnostika AG" por 1.200 millones de euros y creó su propio laboratorio inmunológico privado cerca de Lübeck con parte de ese dinero.

Winfried Stöcker es un dirigente populista de derecha y una personalidad "colorida", para decirlo con cautela.

El médico y además profesor de medicina se hizo muy rico, registró muchas patentes y le está yendo bien en todo el mundo. Como inversor está causando sensación, especialmente en el este de Alemania.

Stöcker sabe de escándalos y de ser noticia. Inicialmente lo fue con declaraciones xenófobas, y luego donó grandes sumas de dinero a la AfD, un partido político alemán de ideología nacional-conservadora y euroescéptica (no apoya la Unión europea), que se sitúa entre la derecha y la extrema derecha.

Ahora, la policía detuvo la supuesta campaña de vacunación contra el coronavirus el sábado, según informó el diario alemán "Bild".

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión