Sociedad
CIENCIA

UNLP: Crean un insecticida que no daña el medio ambiente

Científicos de la UNLP desarrollaron un insecticida que previene de picaduras de chupasangres y es amigable con el medio ambiente

Investigadores e investigadoras de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), en colaboración con laboratorios de Brasil e Inglaterra, desarrollaron un insecticida selectivo que combate mosquitos, vinchucas, moscas tsé-tsé y garrapatas, con la particularidad de que el producto no afecta el medio ambiente.

En la actualidad, este tipo de insectos chupasangres se combaten con insecticidas "neurotóxicos", que tienen un alto impacto negativo en el medio ambiente. Además, los productos tradicionales no son selectivos, por lo que reducen las poblaciones de otras especies de insectos que son benéficas, como abejas y avispas que cumplen la función polinizadora por lo que es importante preservarlas.

TE PUEDE INTERESAR

El producto es fruto de la investigación y el esfuerzo de integrantes del Centro Regional de Estudios Genómicos (CREG) de la Facultad de Ciencias Exactas UNLP, junto a laboratorios de Brasil e Inglaterra, que llevaron adelante el proyecto que permitió el desarrollo del insecticida para este tipo insectos, que sólo afecta a chupasangre y preserva la vida de otros organismos con otros hábitos alimenticios.

Generar mecanismos que prevengan la picadura de este tipo de insectos tiene una importancia que radica en la prevención y exterminio de las enfermedades trasmitidas por artrópodos hematófagos como el dengue, Chagas la malaria, enfermedad de Lyme, la esquistosomiasis, la enfermedad del sueño y las infecciones causadas por el virus del Zika, todas ellas afectan a millones de personas en todo el mundo.

Marcos Sterkel, uno de los investigadores a cargo del desarrollo, explicó que “Todas las pruebas realizadas hasta el momento han sido en laboratorio, aún falta desarrollar la etapa de prueba en campo. En Inglaterra están realizando trampas de azúcar con proteínas y esta droga (NTBC) para el control de malaria en África y nuestro propósito es viajar allá para construir estas mismas trampas para mosquitos en Argentina, principalmente aedes aegypti”

El uso de la droga NTBC está aprobada para su uso en salud humana, lo que permite que se pueda aplicar tanto de forma tópica o en aspersores, pero también se puede administrar a personas y animales directamente. "Además, insectos que presentan una resistencia alta a piretroides y otros insecticidas neurotóxicos son sensibles a NTBC, lo que indicaría que no existe resistencia cruzada”, concluyó el científico de la UNLP.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión