Contaminación por plomo

Con ayuda de la UNLP, vecinos de Florencio Varela ganaron juicio por contaminación

Con el patrocinio de la UNLP, vecinos de Florencio Varela obtienen fallo contra una empresa fundidora de plomo por contaminación. El reclamo duró más de 15 años

Tras más de 15 años de reclamo, vecinos de Florencio Varela, con el patrocinio de la Clínica Jurídica de Derechos Humanos de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), lograron la condena a la empresa fundidora de plomo Industrial Varela SRL, al Municipio de Florencio Varela y a la provincia de Buenos Aires, por la contaminación a los habitantes y al hábitat.

La demanda colectiva se inició en el año 2011, para detener la contaminación de su espacio vital y de la cuenca del Arroyo Las Conchitas, declarada desde el año 2006 en “estado de crisis ambiental”.

TE PUEDE INTERESAR

La demanda a Industrial Varela SRL

Debido a los problemas que produce la contaminación, los vecinos iniciaron una demanda colectiva -con patrocinio de la UNLP- por el daño en el ambiente y en la salud de la población, que perseguía el cese de la actividad contaminante de la empresa Industrial Varela SRL, su relocalización o cierre, la remediación del ambiente y la creación de un fondo de compensación ambiental.

Se presentaron innumerables pruebas documentales científicas y periciales, de relevamientos, denuncias, manifestaciones escritas, pedidos de informes y audiencias, de estudios ambientales y sociales, que permitieron demostrar que el plomo se hallaba en el suelo de las calles y viviendas, en el aire, en las hojas de los árboles, y lo más preocupante: en la sangre de niños y adultos.

La sentencia del Juzgado

El 30 de marzo de este año, el Juzgado en lo Contencioso Administrativo N1 de La Plata, a cargo de la jueza María Fernanda Bisio, falló a favor de la demanda colectiva de las vecinas y vecinos del barrio La Rotonda contra la empresa Industrial Varela SRL. Un logro de la Clínica Jurídica de Derechos Humanos de la UNLP.

La sentencia estableció el daño ambiental y su vínculo causal con la actividad de la empresa y ordenó que la misma “efectúe el traslado del establecimiento industrial a un predio dentro de un Parque Industrial o reconvierta su actividad, cesando en las actividades que impliquen utilización y/o fundición de plomo”. Asimismo, le otorga un año de plazo como máximo para mudar sus instalaciones o efectivizar la reconversión de su actividad procediendo, de lo contrario, a su cierre.

La jueza encontró también responsabilidad por omisión en el Municipio y en el Fisco provincial ordenando a este último que presente un plan de recomposición del daño ambiental, estableciéndose el plazo para la presentación en la etapa de ejecución de sentencia, conforme al dictamen del organismo consultor técnico.

Por otra parte, ordenó a la Municipalidad de Florencio Varela que brinde colaboración en el proceso de remediación y en las obras de infraestructura y de otra índole que eventualmente se requieran de acuerdo a lo que surja del plan de recomposición del ambiente

Los problemas de la contaminación

Una de las problemáticas que más preocupó a los vecinos desde aquel entonces es la contaminación por plomo, un metal no biodegradable y acumulable cuya fuente preeminente de emisión se asociaba a la actividad productiva de la empresa recuperadora de plomo, Industrial Varela SRL.

Una serie de análisis revelaron elevados niveles de plomo en sangre detectados en niños y niñas, más la evidencia de problemas neurológicos y de crecimiento, de falta de concentración y dificultad en el aprendizaje que experimentaban en la escuela.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión