CON INSUMOS LOCALES

Investigadores de la UNQUI desarrollan un método de detección temprana para el HPV

Un equipo de la UNQUI elabora un tratamiento de detección temprana del HPV con impronta local, otorgando mayor acceso al derecho a la salud de la población.

Investigadores de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQUI) desarrollan un procedimiento de detección temprana para el Virus del Papiloma Humano (VPH o HPV, según sus siglas en inglés), cuya principal consecuencia es el letal cáncer de cuello de útero. Este innovador proyecto provocaría que, al ser una opción con impronta local, se reemplacen los insumos importados, garantizando y democratizando el derecho a la salud de la población argentina.

Cabe destacar que aunque existen métodos de detección temprana del HPV -como las vacunas y preservativos- se cree que alrededor de 4.500 personas en Argentina son diagnosticadas con cáncer de cuello de útero, con más de 2.000 fallecidos por año.

TE PUEDE INTERESAR

En diálogo con la Agencia de Noticias Científicas de la UNQUI, la investigadora que lleva adelante el proyecto Sandra Goñi, expresó: "Tener nuestro propio método de detección temprana permitiría distribuirlo de una mejor manera y que cada paciente conozca qué tipo de variante de HPV le está afectando. Esto, a su vez, facilitaría un mejor tratamiento para cada caso particular".

Recordemos que el HPV es un virus de transmisión sexual que presenta 100 variaciones, de los cuales muchos son de bajo riesgo oncológico pero 14 son denominados de alto riesgo. Si la infección de estos virus persiste en el tiempo, puede llegar a generarse cáncer de cuello de útero. Por este motivo, es necesario resaltar que las personas portantes de útero son las más afectadas por el HPV.

image.png
Sandra Goñi, la investigadora que lleva adelante el proyecto de la UNQUI.

Sandra Goñi, la investigadora que lleva adelante el proyecto de la UNQUI.

Cómo funciona el método de detección temprana

Las variables VPH-16 y VPH-18, las que más suelen provocar cáncer de útero, son las principales variantes que intentan prevenir la Universidad Nacional de Quilmes. En este sentido, Goñi explicó: "si bien hay 14 genotipos que son de importancia clínica, entre el 60 y 80 por ciento de los casos de este tipo de cáncer están presentes estos dos genotipos".

En la búsqueda por competir con los métodos moleculares para la detección del HPV dependientes del empresariado exterior, los investigadores de la UNQUI intentarán realizar un producto 100 por ciento local, contar con una metodología específica y propia, que ampliará la detección temprana en todo el país.

Aunque no hay fecha de lanzamiento, Goñi detalló: "necesitamos construir un método específico y sensible, y eso es algo que lleva tiempo. Lo ideal sería tener el kit listo en menos de dos años".

La importancia del apoyo estatal

Los investigadores de la UNQUI encargados de trabajar en un método de detección temprana del HPV son parte de la Unidad de Aplicaciones Biotecnológicas para la Salud (ABioS), que a través del vínculo con el Gobierno Nacional y de la provincia de Buenos Aires, establecieron lazos con el Instituto Nacional del Cáncer y el Instituto Provincial del Cáncer.

De esta manera, a través de este encuentro y trabajo en conjunto, surgió la posibilidad de trabajar en el diagnóstico temprano de los genotipos de alto riesgo del HPV. Cabe destacar que también son parte del equipo de investigadores, estudiantes que son becados por el CONICET y por la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos.

TE PUEDE INTERESAR