Sociedad
UNSAM

Dejaron la carrera y la universidad los fue a buscar

La Escuela de Ciencia y Tecnología de la Universidad de San Martín contactó a estudiantes que habían abandonado sus estudios y los ayudó a recibirse

La Escuela de Ciencia y Tecnología (ECyT) de la Universidad Nacional de San Martín (Unsam) contactó a estudiantes de la Tecnicatura en Diagnóstico por Imágenes que adeudaban el trabajo final y logró que se recibieran mediante una cursada virtual y seguimiento personalizado.

Según explicaron desde la casa de estudios cuando dieron a conocer la noticia, la experiencia estuvo enmarcada en una de las problemáticas más extendidas y recurrentes de la educación universitaria argentina: el abandono de los estudiantes en momentos cúlmine de la carrera.

TE PUEDE INTERESAR

Fue a principios de 2021 cuando los docentes Rosana Viceconte y Pablo Sanbria en conjunto con personal no docente se contactaron con 52 alumnos que habían abandonado sus estudios en el último tramo (algunos desde hacía más de 20 años) para hacerles la propuesta. Así fue como 23 de ellos se convirtieron finalmente en técnicos en Diagnóstico por Imágenes.

“Muchos habían dejado hacía muchos años y los convocamos a terminar. Fue difícil contactarlos porque algunos usaban en los 90 un mail que hoy es inexistente, al igual que sus números de teléfono”, contó Viceconte.

“El grupo es tan heterogéneo, que encontrás gente que le faltaba una coma para terminar el trabajo y gente que solo había presentado la idea y no sabía cómo seguir”, explicó Sanbria.

"Este es un primer paso de muchos que queremos dar”, adelantó acerca de la iniciativa Federico Golmar, decano de la ECyT, y añadió: “La graduación de nuestros estudiantes es un tema central que nos ocupa y estamos pensado diferentes iniciativas en este sentido para las otras carreras".

unsam san martín universidad educación estudiantes.jpg
La Unsam fue a buscar estudiantes que habían abandonado la universidad

La Unsam fue a buscar estudiantes que habían abandonado la universidad

El testimonio de los flamantes graduados

Gabriela terminó de cursar en la Unsam en 2007 y comenzó su trabajo final sobre tractografía aplicado a la neurología, algo nuevo en el país en ese momento. Por circunstancias personales, abandonó sus estudios para trabajar en el sector industrial.

“Cuando me llegó el mail de invitación a la cursada no lo podía creer sinceramente, sentí que era ‘la’ oportunidad para cerrar esto que tenía pendiente y que me pesaba en la conciencia porque no había cumplido mi meta", le contó a la universidad.

Verónica rindió su último final en 2015 y para 2019 tenía su trabajo bastante avanzado. Sin embargo, fue recién este año cuando terminó su trabajo final gracias a la iniciativa de la ECyT y presentó su título para comenzar a realizar las prácticas profesionales en la Fundación Instituto de Tecnologías Nucleares para la salud (INTECNUS), en San Carlos de Bariloche.

“Me sirvió muchísimo esta posibilidad porque para poder comenzar prácticas en INTECNUS necesitaba el título por más que yo ya me encuentro trabajando como docente en un instituto terciario. Además, la cursada virtual me sirvió porque vivo en Bariloche y se me complicaba el viajar ya que tengo dos pequeñas en edad escolar”, contó.

Otro de los flamantes técnicos es Pablo. “Siempre tuve la espina clavada de no poder recibirme. Gracias a Dios, yo también hoy puedo decir que por fin me saqué esa espina… Yo creo que entre este proyecto y la virtualidad era algo de ‘ahora o nunca’”, manifestó.

También Laura se graduó en la Unsam en este contexto. “La confianza, buena predisposición de ambos profesores y el empuje en mi caso personal fueron el motor que me impulsó a terminarlo. Estoy infinitamente agradecida a ellos y a la Universidad por darnos esta oportunidad. La cursada virtual fue impecable”, expresó.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión