Agro
FLEXIBILIZAN CONDICIONES

La guerra en Ucrania y la oportunidad de exportar maíz a España

Por la guerra, Ucrania prohibió exportar cereales. Países como España, necesitados de granos, flexibilizan sus régimenes para permitir la compra a Argentina.

La guerra en Europa comienza a repercutir en la producción de alimentos por parte de España. La prohibición de Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania, de exportación de cereales ha generado una escalada mundial en su precio. En la península ibérica hay faltantes de aceite de girasol, producto que se usa para las conservas y para la producción de panificados industriales. Además, la falta de maíz, ha generado preocupación en el sector ganadero español, que advirtió que podrían escasear suministros clave.

Es por ello que el gobierno del presidente socialista Pedro Sánchez tomó la decisión a través del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de flexibilizar las condiciones importación de maíz para Argentina, Brasil y Estados Unidos.

TE PUEDE INTERESAR

https://twitter.com/LuisPlanas/status/1503429210282594308

El comunicado de prensa explica la resolución “se aplicará temporalmente para el maíz originario de Brasil y Argentina y para determinados residuos de plaguicidas. Esta medida resuelve los problemas técnicos planteados por el sector importador y ofrece al mismo tiempo certidumbre y flexibilidad, sin poner en riesgo la seguridad alimentaria”. Además, informa que “el sector importador puede comprar maíz para la alimentación animal en los principales países productores del mundo y, con ello, garantizar el enlace en el suministro del sector ganadero en España”.

Los productos agropecuarios sudamericanos habían quedado bajo la tormenta en la discusión del tratado de libre comercio entre Unión Europea y Mercosur por sus condiciones de producción, como explicó a su tiempo INFOCIELO. Ahora la puerta parece abrirse de manera excepcional.

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores consigna que cerca del 30% del maíz que importa España proviene de Ucrania. En el último mes su precio internacional aumentoó más de 15 por ciento. El golpe de la guerra está siendo mortal para el campo ucraniano. Un informe de la agencia Reuters estima que en 2022 la cosecha de cereales de ese país podría caer en un 39 por ciento, hasta cultivar sólo 4,7 millones de hectáreas. Ucrania es el decimo país del mundo con superficie cultivable según la FAO. Argentina ocupa el puesto 11.

El mismo informe dice que “Ucrania ya ha suspendido las exportaciones de centeno, avena, mijo, trigo sarraceno, sal, azúcar, carne y ganado, y ha introducido licencias para la exportación de trigo, maíz y aceite de girasol”.

La apertura de importaciones de maíz por parte del gobierno español es agua fresca para los distintos sectores que clamaban por acciones. “Estamos pidiendo a la UE medidas urgentes de acceso a los mercados para evitar una ruptura de stocks, porque los precios están disparados por el miedo de los mercados a no satisfacer los contratos y, por eso, es imprescindible poder abrir la opción de comprar en otros orígenes”, dijo la Asociación de Productores de Ganado Porcino de capa blanca (Anprogapor), según recoge el sitio especializado agronegocios.es.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión