Política y Economía
De cara al presupuesto

El radicalismo busca mayor protagonismo en la oposición y abre un canal de diálogo con Gobernación

En la búsqueda por evitar fracasos como el de la Ley Impositiva, el gobierno bonaerense intenta generar nuevos interlocutores para desinflar el poder de Jorge Macri. La UCR asoma como sector dialoguista.

Oposición y Gobierno tomaron nota del fracaso que resultó la negociación de la Ley Impositiva 2020. Con los intendentes puros del PRO como ganadores exclusivos de la contienda, el radicalismo entiende que debe hacer pesar más su voz en Juntos por el Cambio y el oficialismo que puede aprovechar que aquel no es un espacio homogéneo y que puede construir nuevos interlocutores.

Cuando el Gobernador buscaba cerrar el 2020 con un tratamiento express de la suba de impuestos, los intendentes con mayor peso político del PRO se apropiaron de la discusión y dieron de baja el proyecto. Julio Garro y Jorge Macri se pusieron al frente del discurso opositor. Días más tarde, Néstor Grindetti tuvo un encuentro a solas con Alberto Fernández para destrabar las negociaciones y también trascendió una comunicación presidencial con el jefe comunal de San Isidro, Gustavo Posse.

TE PUEDE INTERESAR

Con este protagonismo central, dieron el visto bueno para el debate de la ley y le impusieron a su gusto los cambios que exigían para aprobarla. Kicillof cedió, se manifestó en desacuerdo y la suba de impuestos se aprobó.

En el medio quedó el radicalismo bonaerense, representado por sus 32 intendentes. Con cuestionamientos al poco tiempo con el que el Gobierno pretendía dar curso a la impositiva, pero sin la centralidad que adquirieron los líderes del PRO, se manifestaron a favor del concepto de “progresividad”, aunque con diferencias.

Tras el fin del conflicto que suscitó la ley, en la UCR sostienen que “tiene que haber más equilibrio en la oposición” y planean para ello “tener un mayor protagonismo” en las discusiones. “Necesitamos que se escuchen todas las voces de Juntos por el Cambio”, expresó un intendente radical a INFOCIELO.

En este contexto se enmarca la reunión que mantuvieron dos intendentes de la UCR el miércoles último con la ministra de Gobierno de la Provincia, Teresa García. Durante dos horas, los intendentes José Luis Salomón (Saladillo) y Miguel Fernández (Trenque Lauquen) - también presidente del foro de intendentes radicales - le acercaron el estado de las finanzas de los municipios que controlan, expresaron las prioridades en torno a las obras en sus distritos y plantearon la necesidad de políticas regionales.

Ambos jefes comunales coincidieron en un balance positivo acerca del encuentro, en el que se abordó, también, el tema del presupuesto 2020, cuyo tratamiento se prorrogó hasta marzo. “Lo hablamos con Teresa y pedimos que nos manden el proyecto con tiempo”, reveló Fernández a INFOCIELO.

En el radicalismo tienen claro que “no hay gobierno municipal exitoso sin una provincia exitosa”, como planteó un jefe comunal a este medio y buscan negociar obras y fondos para sus distritos. Allí es donde se abre una puerta para el gobierno bonaerense. Ve en el radicalismo un actor con el que podrá negociar cuando la tropa que comanda Jorge Macri apueste a la intransigencia. La oposición cuenta con mayoría en el Senado, lo que implica un poder de veto automático que amenazará al gobierno de Kicillof al menos hasta diciembre de 2021.

Para evitar más traspiés, Kicillof y su equipo deben fortalecer el diálogo político con opositores y desinflar el poder del primo del ex presidente. La UCR asoma como dispuesta a tomar una postura dialoguista si la Provincia ofrece soluciones a los problemas de sus territorios. “Ya va a haber tiempo para plantear las diferencias, ahora queremos aportar a la gobernabilidad, es un gobierno que recién arranca”, es el mensaje que baja de parte del radicalismo.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión