Política y Economía
ROSCA Y ELECCIONES

Carrió y la ley de paridad pueden dejar sin premio a un histórico dirigente radical de la sexta

El intendente de Adolfo Alsina, David Hirtz, primereó a todos al manifestar sus ganas de llegar a la Legislatura en estas elecciones. Lo apoyan todos los intendentes radicales, pero tiene muchas posibilidades de quedarse con las ganas.

El armado de las listas seccionales del oficialismo está verde. Muy verde. No sólo por los tires y aflojes de todas las fuerzas que confluyen en Cambiemos –el PRO, la UCR y la Coalición Cívica como socios principales-, sino por la posibilidad de que haya que buscar acuerdos de último momento con los que lleguen sobre la hora, como Alternativa Federal.

Eso no significa que las fichas no se muevan. Se mueven, y bastante. Esta semana, el grupo Cochicó, que convoca a los intendentes y dirigentes de la sección, tuvo un plenario con representación de todos los distritos, en el que ungió a David Hirtz, intendente de Adolfo Alsina, como candidato a Senador.

TE PUEDE INTERESAR

Hirtz tiene dos mandatos como intendente sobre sus espaldas, antecedente como Legislador y las valijas prácticamente hechas: ya decidió que su secretario de Turismo, Javier Andrés, lo suceda en el cargo. Sus pares no dudaron en tomarlo en consideración. En un cálculo optimista, estimaron que puede quedarse con el segundo lugar de la tira seccional, detrás de la casi segura candidatura de la bahiense Nidia Moirano.

Bahía Blanca tiene un padrón de más de 252 mil, algo más de la tercera parte del total de la sección. Eso le da un lugar de privilegio a la hora de coronar. El problema para Hirtz, y para los radicales de la sexta en general, es que Elisa Carrió también tiene algunas prerrogativas. En La Plata tienen una caracterización para la diputada chaqueña "pide poco pero pide con firmeza", dicen. Por eso, se descuenta que impulsará a Andrés De Leo, que actualmente representa al sudoeste bonaerense desde la CC. Y que habrá que pagarle.

En la sexta se eligen 6 senadores y desde hace 20 años la mayoría se lleva 4 y la primera minoría 2. A pesar de esa tradición, en la UCR creen que puede darse un esquema de 3-3 y hasta un 2-2-2, lo cual pone en riesgo las posibilidades de ingresar para cualquiera que firme del tercer lugar para abajo. Ni hablar si queda cuarto.

Y ahí está el problema: si Carrió pide por De Leo para el segundo lugar, al tercero lo debería ocupar una mujer, por la ley de paridad que obliga a intercalar masculinos y femeninos en todas las tiras legislativas. Así, para Hirtz quedaría un riesgoso cuarto puesto

Por eso los radicales guardan bajo siete llaves el nombre de una candidata femenina que les pueda hacer subir un escalón en la boleta. Según reconstruyó INFOCIELO, una de ellas puede ser Nerina Neumann, Coordinadora Operativa del Observatorio de Políticas de Género del Senado; la otra es Gisela Caputo, Direrctora de Intervención Territorial y Participación Ciudadana para la prevención del delito en Bahía Blanca.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión