Tendencias
NO QUIEREN HISTORIA

Twitter y la filosofía "suprema" de un usuario auténtico

Bronca, odio e indignación provocó una modificación en la estética y la funcionalidad de la red Twitter, y sus propios usuarios estallaron. La llaman FLEET

Facebook, Instagram, Whatsapp, y ahora Twitter. Todas redes sociales. Cada una tuvo su época y su estética, pero de a poco, lo que "prende", va asemejando las unas a las otras, a pesar de la negativa de sus seguidores.

A primera hora de hoy los habituales usuarios de Twitter, que generalmente creen ser diferentes a los usuarios (o deberíamos decir clientes) de las otras redes sociales, debido a su extrema sagacidad, increíble velocidad, fina mordacidad y sutil ironía, se despertaron con una novedad que a la mayoría indignó. Más entrada la jornada, se conoció el nombre técnico con el que la denominan dentro del propio micromundo de la red del pajarraco: "FLEET", lo que traducido del inglés significa "FLOTA", no de flotar sino de conjunto de barcos o vehículos.

TE PUEDE INTERESAR

A tal punto, que se dio la paradoja de haber convertido en "Trending Topic" de la propia red a la frase "Rompieron Twitter".

Screenshot_20201119-014723_Twitter.jpg
Desde la última actualización de anoche, la tendencia número 1 de Twitter fue

Desde la última actualización de anoche, la tendencia número 1 de Twitter fue "Rompieron Twitter"

Es decir que una decisión de la empresa provocó una especie de "rebelión en la granja twitera".

¿Cuál es la razón del enojo casi irracional de sus usuarios?

Colocaron en la última actualización una barra superior para HISTORIAS, sí, "His-to-rias", como las de Facebook, las de Instagram o como los estados de WhatsApp. Esas que desaparecen con el tiempo.

Screenshot_20201119-014238_Twitter.jpg
Arriba en la imagen, la famosa barra superior de Historias que tanto enojó a quienes utilizan Twitter

Arriba en la imagen, la famosa barra superior de Historias que tanto enojó a quienes utilizan Twitter

Y para un twitero no hay nada peor que parecerse a los demás.

En el verdadero decálogo del twitero de pura cepa además de saber usar sarcasmo, odiar a todos, sentirse superior al resto, no convertir en famoso a nadie, ser mordaz e hiriente, está el deber SIEMPRE DIFERENCIARSE de un simple y mortal viejo feisbukero, o un fashion instagramer, de un buscafama youtuber o de un nerd whatsapero.

El twitero nunca quiere ir atrás de otros y por eso el simple hecho de incorporar una barra de historias efímeras, como tienen las demás redes, les resulta indigerible.

Los memes se multiplicaron. También las amenazas (que jamás cumplirán) de borrarse de la red, o de firmar un "petitorio" como en la facultad, para reclamar a las autoridades de Twitter que retrotraigan la actualización y quiten esa aberración llamada "barra de historias" o como quieran decirle.

Al final hasta los más "cool" en el fondo también llevan dentro su "pequeño conservador ilustrado" que les hace hervir la sangre cuando algo modifica su arraigada costumbre.

Al menos así será por un rato, hasta que su admirado o admirada Twistar suba una buena historia y cambie la mirada torva hacia la inofensiva y juguetona barra, y la convierta en algo supremo.

Porque las historias de Twitter... seguro serán más copadas.

NpDmNiuVtYwlmx04.mp4

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión