Sociedad
ACCIDENTES O PROTESTAS

Tren Roca La Plata-Constitución: Otra vez una incertidumbre cada día

Como sucedió siempre, pero cuando parecía haberse solucionado, el ramal La Plata-Constitución del tren Roca es un medio de transporte irregular y azaroso

En la mañana del jueves volvió a pasar. Como sucede día por medio. La falta de certeza al momento de elegir el ferrocarril como medio de transporte hace inviable (salvo para quienes por economía no pueden optar por otras vías), subirse al tren Roca con destino a la estación porteña de Constitución.

TE PUEDE INTERESAR

Esta vez fue un accidente que restringía la circulación hasta la estación Quilmes por un accidente, pero en otras cientos de ocasiones los motivos más diversos provocan en los usuarios esa azarosa situación de no saber que va a suceder con su transporte hasta llegar a la cabecera de La Plata o alguna de las paradas intermedias para abordarlo.

Es que por más que existan aplicaciones, cuentas de redes sociales y alertas, la mayoría de los pasajeros se encuentran con la noticia del servicio suspendido o acotado, una vez arribados a la estación, y tienen que reorganizar su recorrido improvisando un plan B, C o D que incluya colectivos u otros medios mucho más onerosos como chárter, taxi o remisse, imposibles de afrontar para la gran mayoría.

UN VIAJE DE IDA (A VECES)

Es verdad que toda la vida la línea Roca al tener una via sola para ida y otra para la vuelta, fue muy vulnerable a detener su servicio ante el menor inconveniente que impida sortear ese contratiempo. Pero en los últimos años, tras la electrificación y el cambio de unidades, esa incertidumbre a la hora de llegar al tren sobre si saldrá o no y si llegará a tiempo o no, había disminuido sensiblemente.

Sin embargo en las últimas semanas volvió a hacerse notable esta falta de certeza en los pasajeros que se vieron obligados a modificar su plan habitual por inconvenientes ligados a protestas sociales que toman las vías e impiden la libre circulación del tren, accidentes mayores o menores que interrumpen la circulación, o hasta suicidas que elijen el viejo método de tirarse debajo de la formación para acabar con sus vidas.

https://twitter.com/juanvalerdieco/status/1532397202131275777

La realidad, casi al promediar 2022, es que eliminadas las restricciones por la pandemia, el regreso a la normalidad se está haciendo desear con problemas e inconvenientes cotidianos para usuarios del que debería ser el más eficiente de los servicios.

El tren rápido para los platenses no sólo seguirá siendo una utopía, sino que además el actual "lechero", parece profundizar cada día la aleatoriedad de ese medio de transporte, acerca de su seguridad en arribar en tiempo y forma.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión