Sociedad
27 DE FEBRERO

Día Internacional del Trasplante de Órganos y Tejidos: ¿Por qué se conmemora hoy y cuál es la importancia de la Ley Justina en Argentina?

El Día Internacional del Trasplante de Órganos y Tejidos busca mostrar gratitud con los donantes y los médicos que realizaron intervenciones de este tipo

Cada 27 de febrero se conmemora en todo el mundo el Día Internacional del Trasplante de Órganos y Tejidos, un tratamiento médico crucial para salvar millones de vidas. El propósito de este acontecimiento es homenajear a los profesionales de la salud que realizan este tipo de operaciones, como así también a todas las personas que realizan un gesto inmenso de humanidad al donar órganos para salvar la vida de otro.

El trasplante de órganos es un tratamiento indicado en aquellos casos en los que se agotó cualquier otra alternativa para recuperar la salud del paciente. La intervención consiste en el reemplazo de un órgano vital enfermo, sin posibilidad de recuperación, por otro sano.

TE PUEDE INTERESAR

La donación de tejidos, por su parte, se trata del reemplazo de un tejido dañado por otro sano. Se trasplantan córneas, piel, huesos y válvulas cardíacas, provenientes de donantes cadavéricos. La mayoría de las personas puede donar tejidos.

Estos procedimientos permiten salvar y mejorar notablemente millones de vidas , pero sólo son posibles gracias a la voluntad de aquellos que se solidarizan y dan su consentimiento para la donación.

Existen dos tipos de donantes: los cadavéricos -personas fallecidas con muerte cerebral- que representa la forma de donación mayoritaria en nuestro país; y pacientes vivos para algunos órganos, como el hígado o el riñón. La mayoría de los casos se distribuyen en trasplantes renales, hepáticos, cardíacos y renopancreáticos.

En Argentina, el trasplante es coordinado únicamente por el INCUCAI (Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante), que establece las listas de espera de quienes buscan recibir un trasplante y coordina también la llegada de los órganos.

Según esta entidad, durante el 2020 se realizaron más de 1700 trasplantes de órganos y tejidos, pero la tasa de donante por millón de habitantes bajó al 8%. Sin embargo, los datos no son tan alarmantes si se tiene en cuenta el contexto de emergencia sanitaria que atravesó el país a raíz de la pandemia de Coronavirus.

Ley Justina

La Ley Justina o Ley de Trasplante de Órganos, Tejidos y Células, que fue promulgada en julio de 2018 con el número 27.447, marcó un antes y un después en lo que respecta a la donación de órganos y tejidos ya que agilizó y simplificó los procesos de donación y trasplante. La normativa establece que, a partir de los 18 años, toda persona es posible donante de órganos o tejidos, salvo que haya dejado constancia expresa de lo contrario.

De este modo, en el momento del fallecimiento, el organismo responsable verificará la última voluntad de la persona muerta hacia la donación de órganos. De no existir manifestación expresa de no donar, la ley entiende que la persona es donante.

La Ley Justina fue inspirada en el caso de Justina Lo Cane, una nena de 12 años que murió en noviembre de 2017 en la Fundación Favaloro, mientras esperaba un trasplante de corazón. A pesar de que el caso de la pequeña generó una toma de conciencia masiva tras viralizarse su historia en las redes y que incluso hubo alrededor de 10 personas que se presentaron como donantes, por diferentes inconvenientes, el milagro no se pudo dar y, cuando ya no pudo seguir esperando, su corazón dejó de latir.

Apenas un año después de la reglamentación de la Ley Justina, en Argentina se duplicó el número de donantes por millón y el país fue creciendo a pasos agigantados en ese aspecto, aunque todavía queda mucho camino por recorrer

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión