Sociedad
DOLORES

Se integró una torta al patrimonio histórico bonaerense 

El Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires incorporó una torta al Registro del Patrimonio Inmaterial bonaerense. ¿A qué se debe el reconocimiento?

En los últimos días el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires incorporó a la Torta Argentina al Registro del Patrimonio Inmaterial bonaerense. Esta delicia de la gastronomía nació en el partido de Dolores y se expandió al resto del territorio de la provincia.

Este reconocimiento se llevó a cabo gracias a gestiones de la Secretaría de Turismo de la Municipalidad de Dolores y se suma al ya logrado en el año 2018, cuando se incorporó al Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación por su historia, modo de elaboración y su trasmisión oral generacional.

TE PUEDE INTERESAR

Según explicaron desde el Municipio de Dolores, para lograr este reconocimiento se necesitó del testimonio de los portadores del patrimonio, como así también la presentación de material audiovisual y documentación respaldatoria.

"Además, se sumó conocimientos y prácticas vinculadas a la gastronomía tradicional y su inclusión asigna el reconocimiento cultural e inmaterial, permitiendo impulsar acciones tendientes a difundir, promover el respeto hacia la manifestación y los portadores", agregaron desde la comuna.

torta argentina 2.webp
La Torta Argentina nació en la ciudad de Dolores a fines del siglo XIX. 

La Torta Argentina nació en la ciudad de Dolores a fines del siglo XIX.

La historia de la Torta Argentina

La Torta Argentina nació a fines del siglo XIX en el partido de Dolores. Allí vivían dos mulatas originarias de Uruguay que se dedicaban a realizar trabajos de planchado y cocina. A su vez, estas mujeres especialistas en masa de hojaldre y repostería.

Las mulatas vivía en el "Rancho de Ramos", ubicado en la calle Mendiola entre Olavarría y Necochea, aún conservado, donde se realizaban reuniones y tertulias de época. Para un 25 de Mayo, hicieron por primera vez una Torta Argentina, con moldes redondos hechos de aluminio.

Esta delicia consistía en 25 capas muy finas, por la fecha patria, untadas con dulce de frutas. Esta torta se cortaba en porciones y se vendía por las calles de la ciudad. A su vez, en las casas donde trabajaban las mulatas, se encontraban las tradicionales familias Martínez-Requejo y Espil-Letche, que se encargaron de transmitir en generaciones la receta.

290000098_2428496700625631_2548735818888330710_n.jpg
Receta original.

Receta original.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión