Política y Economía
CASO GUERNICA Y MUNICIPALIDADES

La toma de tierras profundiza la grieta bonaerense

Juntos por el Cambio puso el foco de la polarización en la toma de tierras, con Guernica a la cabeza. Cuestionaron Vidal, Ritondo y el Grupo Dorrego.

La pandemia de coronavirus desató una crisis económica sin precedentes en el país, y la necesidad de coordinar entre los distintos espacios políticos medidas en conjunto para sortear la emergencia epidemiológica, económica y social. Aunque hubo varias tensiones, chispazos, e incluso se amagó con una grieta por el caso Junín, ningún espacio se animó a pagar el costo de romper la línea, generar grieta y buscar rédito político a partir de la pandemia. Esa unidad que había logrado -u obligado- el covid-19, se rompió con la toma de tierras.

Es que el bloque de Juntos por el Cambio enfrentó abiertamente al gobierno bonaerense por las tomas, puntualmente en Guernica y La Plata, las ocupaciones más grandes de la región. El espacio es quien impulsa la agenda anti-tomas, con diversos frentes abiertos: A las mencionadas se le suma el conflicto Etchevehere -donde acusan a Juan Grabois de usurpación-, y las tomas en los edificios municipales.

TE PUEDE INTERESAR

Ayer, el Grupo Dorrego conversó un largo rato con la ex gobernadora María Eugenia Vidal, en una videoconferencia de la que también participó el diputado nacional Cristian Ritondo. Además de mostrar la unidad del bloque, entre los temas que tocaron estuvo el de la toma de tierras que afectan a Buenos Aires.

Vidal, que hasta el momento no había brindado su opinión sobre el caso Guernica, ayer se refirió a la problemática y trató al Gobierno bonaerense de cobarde. “No podemos tener una policía que tiene miedo de actuar, el que tiene que tener miedo es el que sale a robar”, sostuvo y añadió que “el que tiene que tener miedo es el que hace un negocio de la usurpación y especula con eso. No puede dar lo mismo hacer las cosas bien o hacer las cosas mal”.

https://twitter.com/jorgemacri/status/1321478011649183745

En la misma línea, Ritondo pidió a sus correligionarios “escuchar a los bonaerenses y demostrar que somos la representación política que defiende la seguridad ciudadana, la propiedad privada y la paz social”. El jueves pasado el ex ministro de Seguridad bonaerense visitó Guernica desde uno de los terrenos perimetrales junto a Florencia Arietto, quien tuvo un fuerte cruce con vecinos de la toma. Luego, desde el bloque pidieron a la Provincia que avance con el desalojo.

También Martín Yeza, de Pinamar, planteó sus sensaciones.

https://twitter.com/martinyeza/status/1321441601483399170

“El gobierno tiene que dar respuestas inmediatas dentro del marco de la ley. Las tomas son un delito, el Estado tiene que actuar en consecuencia”, manifestó el diputado bonaerense de Juntos por el Cambio, Alex Campbell. Desde la administración bonaerense, en cambio, eligieron el camino del diálogo y la pacificación, con medidas a gran escala, como el megaplan de hábitat, y pidieron paciencia para resolver una problemática heredada, y "que no se resuelve en 10 minutos", como dijo Teresa García en el Comité Interministerial. Sin embargo, los anuncios y medidas no fueron suficientes para desactivar la toma de tierras en Guernica, que se dilató más de lo esperado por el rechazo de las organizaciones políticas y sociales de izquierda que acompañan a los vecinos de la toma. Por ese motivo, Juntos por el Cambio pasó factura.

En las últimas horas trascendió el subsidio de $50.000 que desde el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad otorgarán a vecinos bonaerenses en situación de extrema necesidad. Desde la oposición lo tomaron como un “subsidio antiusurpación” y nuevamente cuestionaron a la administración de Axel Kicillof por la medida que, entienden, fomenta la toma de tierras.“50.000 pesos a cada usurpador de Guernica. 0 pesos para subsidiar jardines maternales e infantes. 0 pesos para los pequeños comercios que apenas subsisten. ¿Para cuándo una para el lado del laburante?”, se preguntó Jorge Macri.

https://twitter.com/PatoBullrich/status/1321538886955339778

Larroque salió a defender el subsidio y señaló que se trató de una “adecuación normativa” para contar con una herramienta necesaria a la hora de brindar asistencia rápida y directa a gente que lo necesita. “En el marco de lo que es la realidad de del conurbano bonaerense y de la situación de vulnrabilidad extrema que se encuentran le diría que no es un monto tan grande”, dijo hoy en TN.

Después de oler el clima general, Ritondo avanzó con una nueva polarización en forma de punitivismo. En el Congreso Nacional presentó un proyecto para elevar las penas del delito de usurpación, de la pena de 6 meses a 3 años actual, a una pena de 1 a 6 años de cárcel.

“Los argentinos no merecen que les usurpen el futuro. Como oposición responsable haremos todo lo que está a nuestro alcance para defender la propiedad privada y la libertad, como corresponde en una república. El espectáculo de toma de tierras que vemos en los medios nos avergüenza. No es la Argentina del trabajo que heredamos de nuestros abuelos”, señaló el referente de Juntos por el Cambio.

Tomas en las municipalidades

Si algo le faltaba a Juntos por el Cambio para embanderarse en la lucha contra la toma de tierras y usurpaciones, eran los intentos de ocupación de las municipalidades en municipios de la provincia gobernados por su partido.

El primer intento fue en Olavarría, donde un reclamo de hábitat por parte de unas familias se sumó al reclamo de justicia por parte de una madre, y al reclamo de un grupo de skaters. Los reclamos terminaron con una sentada en el edificio municipal, que fue desalojado por la policía.

Luego, en Junín, una cooperativa de reciclaje se instaló frente a la municipalidad para reclamarle al intendente Pablo Petrecca cambios en las políticas de reciclado. La gota que rebalsó el vaso fue hoy, cuando un grupo de militantes quiso ingresar por la fuerza al palacio municipal de La Plata. Según el municipio, pertenecían a la Corriente Clasista y Combativa (CCC), CTEP y Libres del Sur.

https://twitter.com/prodiputados/status/1321551843902763010

“Los mensajes contradictorios que se están enviando con el tema usurpaciones no hacen más que empoderar a estos violentos y extorsionadores. Se sienten impunes”, descargó Garro a través de las redes sociales.

Los tres avances contra las municipalidades tuvieron dos factores en común: Eran intendencias de Juntos por el Cambio, y la participación de grupos vinculados a la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), que tiene como referente a Juan Grabois. Desde el gobierno nacional se desligaron del referente de Patria Grande, pero Juntos por el Cambio lo sube al ring y lo vincula a las tomas en todo el territorio nacional, para marcar la grieta, con las elecciones de 2021 en el horizonte.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión