Judiciales y Policiales Municipios
Agresor y víctima fallecidos

Trágico final de la toma de rehén: dos muertos y tres policías heridos

La toma de rehén en Caseros culminó con dos muertos y tres policías baleados. El peor final tras más de 8 horas de tensión

Dos muertos y tres policías heridos es el resultado trágico de la toma de rehén que duró más de 8 horas en una vivienda de la localidad bonaerense de Caseros, en el partido de Tres de Febrero, informaron fuentes oficiales.

El agresor, Alejandro Darío Maldonado, de 42 años, cayó abatido, como así también el rehén, José Antonio Cáceres, de 47 años. En tanto, tres policías fueron heridos y trasladados en ambulancias. Uno de los uniformados estaría en grave estado.

TE PUEDE INTERESAR

Además, al parecer, un menor, hijo de Cáceres, también habría sido baleado en una mano.

La secuencia violenta tuvo cerca de 300 disparos hacia el exterior, por lo que la zona fue rodeada por el Grupo Halcón de la policía bonaerense.

La situación comenzó anoche, pasadas las 23.30, en una vivienda tipo PH situada en la calle Tres de Febrero al 3900, de Caseros, partido de Tres de Febrero.

Según indicaron las fuentes, todo comenzó cuando el dueño de casa, identificado por los voceros como Alejandro Maldonado (42) cenaba con su esposa; un amigo, llamado Alfredo Cáceres (47), la mujer y el hijo de éstos.

De acuerdo con los datos preliminares, se inició una discusión, en medio de la cual Maldonado habría intentado ahorcar a su esposa, por lo que los invitados salieron de la casa.

En medio de la situación crítica, Cáceres reingresó a la vivienda, mientras que la mujer de Maldonado logró irse y, desde ese momento, el dueño de casa permaneció atrincherado y armado con el amigo de rehén en el lugar.

Tras la denuncia realzada tanto por los allegados como por los vecinos que comenzaron a escuchar disparos, la policía rodeó la casa y fue convocado el Grupo Halcón.

"Estamos acá, en la puerta, desde la madrugada. La situación es una persona con alteraciones mentales bastante importantes, totalmente atrincherada y en su delirio decía que se ha preparado para la tercera guerra mundial. Los que lo conocen dicen que tiene máscara antigás, chaleco antibalas. Desde la madrugada hasta ahora lleva por lo menos efectuados 300 disparos, todos dirigidos al personal policial. Estamos esperando que el fiscal, que en un rato llega para ingresar", dijo antes del desenlace final el ministro de Seguridad, Sergio Berni.

La causa se encuentra a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción 7 de San Marín, María Noemí Carreira.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión