Política y Economía Municipios
Desde el lunes

Todo listo en Tigre para que el transporte público entre a Nordelta: están las frecuencias

Serán dos unidades que unirán las estaciones de Benavídez y Pacheco por la mañana y por la tarde. La discusión comenzó cuando una empleada doméstica denunció discriminación en uno de los rondines internos

Después de una fuerte polémica y delicadas denuncias de discriminación, el transporte público de Tigre ingresará Nordelta. Los primeros colectivos de la línea 723 comenzarán a pasar por las avenidas troncales del exclusivo complejo desde el lunes 1° de abril.

Luego de que empleados del lugar –principalmente los que hacían tareas domésticas- se quejaran de que el rondín interno se negaba a subirlos, el intendente Julio Zamora tomó cartas en el asunto y mandó un proyecto al Concejo Deliberante para buscar una solución.

TE PUEDE INTERESAR

“Nuestra idea fue garantizar el transporte público para todos los vecinos y trabajadores de Nordelta”, explicaron a INFOCIELO desde la Municipalidad tigrense.

Finalmente, en diciembre, el HDC aprobó por unanimidad un “desdoblamiento” de los recorridos de la 723, controlada por la empresa UTENOR.  De esta manera, los ramales que unen las estaciones de trenes de Benavídez  y de Pacheco deberán pasar, de ida y de vuelta, por las avenidas principales, Del Golf y De Los Lagos.

Estas dos arterias están bajo guarda pero siguen perteneciendo a la Comuna. Hoy están cerradas por una barrera y se pide DNI para continuar. En el medio del debate, la propia firma que maneja el lugar, Nordelta S.A., de Eduardo Costantini, había sacado un comunicado “para acompañar y garantizar la provisión de un servicio de transporte inclusivo y accesible para todos”.

La 723 informó que habrá dos frecuencias, de 6.30 a 8.30 y de 16 a 18, con micros con aire acondicionado, TAG y SUBE. El precio será de $20, es decir, un boleto de la segunda sección.

Las combis de la empresa MaryGo –que opera desde 2001- también seguirán funcionando pero ahora los trabajadores no dependerán de la buena voluntad de los propietarios para tener movilidad.

"Estamos satisfechos. La implementación garantiza la seguridad y el respeto por las reglas de convivencia de los vecinos del Nordelta", analizó Zamora en declaraciones al diario La Nación.

Los residentes están representados por Asociación Vecinal Nordelta (AVN) y en su seno aún siguen las diferencias, aunque bajo los argumentos de la seguridad y de la convivencia. El escándalo surgió con el video viralizado por una mujer que no había podido subir a uno de los minibuses de MaryGo a pesar de que había lugar.

“Nordelta fue concebida como un desarrollo urbano planificado, donde hoy viven más de 35.000 personas e ingresan diariamente otras 10.000 a trabajar. Hay barrios cerrados y abiertos, centro médico, cinco colegios con más de 4.500 alumnos, cines, centros comerciales y otras áreas de esparcimiento público”, habían explicado desde de la desarrolladora.

Los planes de Nordelta S.A. son continuar con un proceso de apertura. “En un futuro funcionará el Centro Cívico Nordelta, que será un espacio urbano de 28 hectáreas, de utilidad para todos los vecinos de Tigre y alrededores”, explicaron. “En este centro habrá oficinas, residencias, un sanatorio de alta complejidad (Swiss Medical), universidad e instituciones públicas”, detallaron.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión