Judiciales y Policiales Municipios
Dos vecinos detenidos

Tigre: atroz crimen de una podóloga de 90 años con un asesino confeso

La mujer fue ultimada de un tijeretazo en la nuca y a golpes, en Tigre. Hay dos hermanos vecinos detenidos. Un joven de 20 años, el homicida

Una podóloga de 90 años fue asesinada a golpes y de un tijeretazo en la nuca durante un robo en su casa de la localidad bonaerense de El Talar, en el partido de Tigre, y por el crimen detuvieron a dos hermanos de 20 y 22 años, el menor de los cuales reconoció ser el autor del hecho y desligó al otro, que se declaró inocente, informaron fuentes judiciales y de la Policía.

De acuerdo con los investigadores, los dos acusados eran vecinos y conocidos de la víctima, identificada como Ángela Nuccio (90), quien era jubilada, pero trabajaba como podóloga.

TE PUEDE INTERESAR

bbb.jpg
Los dos acusados por el crimen de la podóloga en Tigre

Los dos acusados por el crimen de la podóloga en Tigre

Según las fuentes, el crimen se descubrió este domingo, alrededor de 13, en la casa de Nuccio, situada en la calle Gelly y Obes 2890 de El Talar, en la zona norte del conurbano, a una cuadra de la comisaría 5ta. de Tigre.

La víctima fue encontrada tendida boca abajo en el piso de un baño, con golpes en la cabeza, pero además, tenía clavada en la nuca una tijera metálica, precisaron las fuentes.

Según el forense que revisó el cuerpo en la escena del crimen, la data de la muerte sería de alrededor de las 10 de la mañana del domingo, aunque ese horario se precisará con la autopsia.

El o los asesinos, además, robaron dinero y varios elementos de valor de la vivienda, cuyos ambientes fueron hallados completamente desordenados.

ccc.jpg

Por su parte, efectivos de la comisaría 5ta. de El Talar, de la Estación de Policía Departamental de Seguridad Tigre y de la Subdelegación Departamental de Investigaciones (Sub DDI) de la jurisdicción, comenzaron a trabajar el caso bajo las órdenes del fiscal Santiago Jaimes Munilla, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de El Talar.

Tras una serie de tareas de campo y del análisis de las cámaras de seguridad del Centro de Operaciones Tigre (COT), los investigadores identificaron a dos sospechosos que habían sido vistos ingresar a su casa con dos televisores como los que habían robado en la vivienda de la víctima.

"Son hermanos de distinto padre, viven a 20 metros y conocían a la anciana de toda la vida. Son vecinos de la víctima y de la comisaría, unos verdaderos atrevidos", dijo un jefe policial que trabaja en la causa.

Atroz crimen en Tigre: el accionar de la Justicia

El fiscal Jaimes Munilla ordenó realizar un allanamiento de urgencia en el domicilio de los sospechosos, identificados por la Policía como Santiago Iván Díaz (20) y Agustín Enrique Núñez (22), quienes quedaron aprehendidos cuando los pesquisas descubrieron varios elementos que los incriminaban.

Por un lado, se secuestraron los dos televisores, unos 12.600 pesos que se cree le robaron a la jubilada y además el teléfono celular de la víctima.

Según las fuentes, dentro de un bolso color azul la Policía encontró dos revólveres calibre 32, uno de ellos con aparentes manchas de sangre en el caño.

"Aparte de haber sido apuñalada con la tijera, la mujer fue golpeada con un elemento contundente y no descartamos que haya sido con esa arma de fuego", comentó la fuente consultada.

Además, uno de los imputados tenía su campera con presuntas manchas hemáticas y heridas cortantes en su mano izquierda.

ddd.jpg

A su vez, el acusado Díaz cuenta con antecedentes por el delito de robo, según confiaron voceros policiales.

Voceros judiciales indicaron que el fiscal indagó a ambos acusados y el menor de ellos reconoció ser el autor del crimen y, si bien no dio detalles del hecho, desligó a su hermano del mismo.

Mientras, el mayor de los hermanos se declaró inocente, aunque por el momento seguirá aprehendido por disposición de Munilla, quien aguardaba el resultado de la operación de autopsia que iba a realizarse en la morgue del hospital de San Fernando, para establecer si la causa de muerte fue la lesión punzante con la tijera o los golpes en el cráneo.

Asimismo, se esperaban los primeros informes de los peritos de Policía Científica que trabajaron en la escena del crimen.

La sangre en la punta de una de las armas secuestradas y en el abrigo de los imputados será analizada en el laboratorio para intentar determinar si corresponde a la víctima, como sospechan los investigadores.

El fiscal caratuló la causa como "homicidio criminis causa en concurso real con robo agravado por el uso de arma", delito que prevé una pena de prisión perpetua.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión