Sociedad
La Superliga bonaerense

Éxito en Varela, muecas en Avellaneda, cuatro descensos y muchas decepciones

De los 28 equipos que forman parte de la élite 12 pertenecen a la Provincia. El crecimiento sostenido de Defensa y Justicia se destaca sobre el resto. Independiente y Racing dilapidaron su chance de Libertadores en la última fecha y el resto hizo agua entre transiciones y fracasos.

Con la culminación de los partidos entre River - San Lorenzo y Gimnasia- Newell´s finalizó la Superliga pero comenzó el tiempo de los balances para los equipos bonaerenses que han padecido esta temporada como hacía mucho no pasaba.

Hablar de Defensa y Justicia (9º) es hablar del equipo con más crecimiento en la región del último tiempo, es hablar de una cuna de técnicos (Almirón, Cocca, Holan y Beccacece por nombrar algunos) y de un estilo definido que se transformó en ADN futbolero. Los de Varela, hoy clasificados a la Sudamericana de la mano de Juan Pablo Vojboda, vuelven al ruedo donde el continente los vio el año pasado eliminar al San Pablo en Brasil.

TE PUEDE INTERESAR

El éxito de un proyecto casi sin presupuesto expone a Independiente (6º) y a Racing (7º) (uno campeón de la Sudamericana con ingresos millonarios por las ventas de Barco y Tagliafico y otro con uno de los técnicos más buscados, Coudet, y con dos de las joyas de nuestro fútbol en la ofensiva como Martínez y Centurión) ambos están en la Sudamericana, pero es un mero consuelo. No sólo tenían material para pelear el campeonato sino que al no hacerlo debían, de mínima, meterse en la Libertadores ganando en la última fecha. Ambos cayeron frente a los equipos de Santa Fe, el Rojo de visita y la Academia goleados en su cancha.

Lo de los restantes nueve equipos es simplemente para el olvido o más bien para la reflexión. El primer bonaerense de la lista de 28 que aparece detrás de los anteriormente nombrados es Estudiantes (15º) que se quedó afuera de las competiciones internacionales después de mucho tiempo y anda en busca de entrenador después de echar a Lucas Bernardi dos fechas antes del fin del torneo y con una partido de Copa Libertadores clave por la clasificación por afrontar.

Si miramos para el sur del conurbano aparecen Banfield (17º) y Lanús (21º). El Taladro debió afrontar una difícil situación interna por el delicado estado de salud de su entrenador Julio César Falcioni pero tiene equipo para mucho más; distinto es el caso de Lanús, que luego del subcampeonato de la Libertadores, no sólo vio partir a su técnico sino también a varias de sus figuras y atraviesa una transición que estaba ya planificada pero que iguale es difícil cuando los números no acompañan.

El dato llamativo es que del puesto 23 al último son todos equipos bonaerenses: Gimnasia, Tigre, Temperley, Chacarita, Arsenal y Olimpo.  Con la similitud del cambio de técnico en su haber en cada caso, los últimos cuatro bajaron de categoría (Arsenal por primera vez y Chaca inmediatamente después de ascender).

El caso de Gimnasia, pese al mal año, termina con optimismo ya que el interinato de Darío Ortíz (tras la salida de Mariano Soso y Facundo Sava) no sólo fue sumando cinco de nueve sino que le cambio el aire a un equipo golpeado y mostró buen nivel y en varios juveniles, a eso hay que sumarle la llegada de Pedro Troglio un tipo querido en la casa; lo de Tigre sigue en apuesta, se bancó al proyecto de Cristian Ledesma de sumar jugadores de buen pie y apostar al ataque y, aunque los resultados no lo acompañaron demasiado, ha habido renovación de confianza.

Definitivamente un mal primer semestre para los bonaerenses que ven,  como el vuelo humilde del halcón de Varela se eleva por el resto y marca un camino desde la austeridad privada de toda histeria mediática.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión