TRAZOS EN LA CÚPULA

"NO AL DNU": El enigma de las frases proyectadas en el Congreso Nacional

Anoche la cúpula y el frente del Congreso se convirtieron en lienzos misteriosos para mensajes en contra de iniciativas de Javier Milei. Rechazó al DNU

En la oscuridad de la noche de este último martes, la majestuosa cúpula del Congreso Nacional en Buenos Aires se convirtió en un lienzo inesperado. Mensajes crípticos, como susurros de defensores de la patria, se materializaron sobre la piedra fría. "No al DNU", "No a la Ley Bases", y "No a la venta" se inscribieron en letras fantasmales, desafiando la autoridad y la lógica.

¿Quién o qué había tejido este enigma? Las redes sociales zumbaban con teorías. ¿Proyección a distancia a través de láser? ¿Drones invisibles?

TE PUEDE INTERESAR

La cuenta de Twitter @ArrepentidosLLA registró el fenómeno, pero nadie pudo señalar concretamente al artífice. Testigos afirmaban que los mensajes danzaban, mutando como sombras inquietas. ¿Acaso un dron errante, invisible en la penumbra, había trazado su protesta luminosa?

La incertidumbre se aferraba al Congreso como una niebla densa. Sin imágenes de drones, la imaginación se desbocaba. ¿Tecnología casera de iluminación a distancia? ¿Un mago moderno, conjurando palabras en el aire? Nadie sabía a ciencia cierta. Solo quedaba la certeza de que alguien, o algo, había desafiado la fachada imperturbable del poder legislativo de la República.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/ArrepentidosLLA/status/1790708707120042304?t=WACX5kry-nAEJv07FKuO0w&s=19&partner=&hide_thread=false

IMAGINACIÓN, CÚPULA Y ENSUEÑO

Mientras el misterio persistía, las organizaciones se movilizan y referentes políticos opositores dan batalla contra la Ley Bases, que con su media sanción, oscila en el aire como un péndulo amenazante.

"Frenemos la ley". El gobernador Axel Kicillof y la CGT se suman al coro. La ciudadanía, como un enjambre inquieto, se prepara para defender sus derechos.

A algún testigo ocasional que caminaba por Avenida Callao se le vino a la cabeza una melodía: "Yo conozco ese lugar donde revientan las estrellas. Yo conozco la escalera en espiral hacia la cúpula. Los rayos X no penetran...", canturreaba.

La cúpula del Congreso, ahora más que nunca, era un tablero de ajedrez donde las piezas se movían en la penumbra. ¿Quién era el jugador invisible? ¿Acaso "El Diego" desde el cielo? ¿Qué estrategia oculta se desplegaba? Las palabras proyectadas eran más que letras; eran un desafío a la opacidad del poder. Y mientras el Senado sopesa su destino, el país aguarda, expectante, bajo la mirada de las estrellas y las sombras en la cúpula .

TE PUEDE INTERESAR