Tendencias
VIDEO CHUPANDO HIELO

Maru Botana de la "señora" a la fémina: escándalo que atrasa

Las redes se hicieron eco del video subido y luego borrado por Maru Botana en el que se la ve chupando un trozo de hielo que extrajo de la montaña mendocina

"Qué rico el heladito, está buenísimo”, fue la frase que "sexualizó" para muchos a Maru Botana en su video subido a Instagram el último domingo desde Uspallata en Mendoza, lengüeteando un trozo de hielo que sacó de la montaña.

La viralización de esas imágenes se produjo no porque fueran especialmente eróticas ni provocativas, sino por estar realizadas por una mujer a la que el imaginario social argentino la caracteriza siempre (y sólo) en el lugar de madre de familia, señora de su casa, o a lo sumo empresaria emprendedora; pero jamás como mujer sexualizada.

TE PUEDE INTERESAR

Se apartó de su "registro", se mostró como mujer desinhibida, y debió borrar el video por la interpretación fálica que la mayoría vio en ese trozo de hielo.

Maru Botana es "Donna", pero jamás "Femmina".

Traduciendo esos términos italianos: ella no tiene permitido ser mirada por atributos femeninos sino que siempre será la abnegada madre de siete hijos, dedicada a la cocina, exitosa en sus emprendimientos, sufrida por las circunstancias que le tocó vivir, y recatada en sus expresiones... sobre todo sexuales.

A ella tampoco le cabe aún, para nuestra sociedad actual, la doble figura, en la que "mujer y mujer"; "puta y virgen" o "puta y madre" pueden convivir.

En las cabezas preformateadas siempre estarán por un lado la "mujer" (mal necesario, tentación natural) y por otro la "Mujer", como madre, esposa y dueña de la casa (mujer ejemplar, mujer santa).

Yqs6QnAet0lJp8KP.mp4

El video que subió Maru Botana a su Instagram chupando un hielo. Luego lo borró por el escándalo que se generó el domingo

A nadie le hubiera llamado la atención si quienes chupaban el hielo de la montaña, de forma un tanto grotesca hubieran sido la legendaria Graciela Alfano, las Adrianas, Brodsky o Aguirre, o las más contemporáneas Romina Malaspina, Sol Pérez o Karina Jelinek.

En el imaginario popular ellas son "femminas" hechas y derechas, dentro de los encuadramientos y casilleros mentales de una sociedad aún compartimentante de lo que es ser "una dama" o una "femme fatal".

Maru Botana rompió, quizás inconscientemente e inocentemente (o no) ese molde.

Se apartó por un momento del rol que se espera de ella y un trozo de hielo entre sus labios se "falitizó", llamando la atención y mereciendo la condena de la pacatería aún presente en las supuestas mentes superadas y progresistas de un país que se piensa, a veces, más vanguardista de lo que en verdad es.

Sólo algunos comentarios en redes abonaron esta teoría.

La mayoría prefirió descargar su moralina victoriana, o destacar lo "bizarro" de las imágenes del video subido por Botana.

El usuario "El mono del sofista" escribió en Twitter: "Lo de Maru Botana evidencia que para muchos la distinción madre/puta continúa operativa. No juzgo, describo".

Y las respuestas lo corroboraron en su mayoría aunque también lo contradijeron.

El usuario Gastón Romano, acotó: "Nada que ver.. Flor Peña, Luciana Salazar, Nazarena Vélez, Moria Casan por darte algunos ejemplos son madres y no nos sorprendería verlas así.. Maru hizo una carrera alejada de lo sexual, por eso sorprende, no da para tanto análisis sociológico.. Saludos".

Y una mujer también terció en la discusión. La usuaria Nati Di Nucci aportó: "Los hombres son los primeros en perpetúar este pensamiento, donde por un lado se vinculan con una esposa a la que “respetan” y por el otro a una amante, a la que si se permiten sexualizar. Las mujeres son un todo, madres, sexuales, profesionales y emocionales. Dejemos de limitarlas".

TE PUEDE INTERESAR