Tendencias
EL GRAN SIMULADOR

En Brasil arrastraron a un “lesionado” afuera y adentro de la cancha

Un delantero de Botafogo de Brasil fingió una lesión y fue arrastrado por el arquero rival fuera del campo. Luego un compañero lo volvió a ingresar igual

En el fútbol de Brasil, una insólita jugada indignó al Fluminense en la derrota ante Botafogo e incluyó el "arrastre" de un jugador supuestamente lesionado al estilo del "desmembramiento de Túpac Amaru", de adentro a afuera de la cancha y viceversa en 3 oportunidades, porque consideraron los rivales que estaba "haciendo tiempo".

Las imágenes del momento están dando la vuelta al mundo y muestran el partido en donde el Botafogo se quedó con el clásico carioca al vencer a Fluminense por 4-2 en el Maracaná.

TE PUEDE INTERESAR

ssstwitter.com_1709504731294.mp4

La insólita jugada en el clásico Botafogo versus Fluminense del fútbol de Brasil

ARRASTRE AL JUGADOR DE BOTAFOGO

Pero lo que más llamó la atención del encuentro que tuvo de todo: goles, penales y expulsiones, fue una jugada que ya es viral y que generó la furia del equipo tricolor.

El hecho ocurrió cuando el marcador estaba 3-2 a favor del Fogão, que había convertido el tercer gol por medio de un penal de Marlon Freitas a los 90 minutos.

En el descuento, Yarlen, un joven atacante de 18 años que había ingresado en el segundo tiempo, se tiró al suelo cerca de la línea de fondo, simulando una dolencia y un compañero lo arrastró adentro del terreno de juego para que se detuviera el partido.

El arquero de Fluminense, Felipe Alves, que estaba cerca de la jugada y atento a la situación, no le creyó y lo tomó de las piernas para arrastrarlo nuevamente fuera del campo y que el juego continuara.

Sin embargo, Yarlen se soltó y quedó tendido en el césped, mientras que el guardameta se quejaba con el árbitro.

BRASIL A LOS TIRONES

Pero la sorpresa llegó cuando un compañero de Yarlen que estaba en el banco de suplentes se acercó y lo metió otra vez, halándolo de su cuerpo, dentro del campo, como si nada hubiera pasado.

El delantero se levantó y siguió jugando, ante el asombro y la indignación de los jugadores de Fluminense, que reclamaron una sanción.

La jugada no pasó a mayores, ya que poco después Emerson anotó el cuarto gol de Botafogo y sentenció el partido. El equipo de los uruguayos Diego Hernández, Mateo Ponte y Damián Suárez se llevó los tres puntos y el orgullo, mientras que el de David Terans se quedó con las manos vacías y el enojo.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/Juezcentral/status/1764453305814573288?t=b1NnFWy90ePxJQ1Uo1G16Q&s=19&partner=&hide_thread=false

TE PUEDE INTERESAR