Tendencias Deportes Sociedad
"NO PODÉS LLORAR POR TODO"

De lágrimas sobreactuadas a risas: La parodia a Pablo Giralt que se volvió viral

Un hincha en redes parodia el "emotivo" estilo de Pablo Giralt, señalando una sobreactuación que contrasta con la autenticidad de Víctor Hugo Morales en 1986.

Asegura que es una emoción sobreactuada la del relator. Afirma que 'llorar por un lateral' es demasiado. Se trata de un hincha argentino (@matiasmarinitw) que, con un toque de humor y mucha ironía, decidió hacer una parodia, y poner bajo la lupa el estilo narrativo de Pablo Giralt, el famoso relator (ahora en Telefé) que se hizo conocido por sus emotivos relatos, especialmente durante el Mundial de Qatar 2022.

TE PUEDE INTERESAR

SELECCIÓN ARGENTINA QUE EMOCIONA ¿PARA TANTO?

El video que se viralizó en X, (ex Twitter), muestra a este hincha imitando y criticando la manera en que Giralt relata los partidos de la Selección Argentina en la Copa América. Según este aficionado, el estilo de Giralt pasó de ser genuinamente apasionado a una sobreactuación descarada, hasta el punto de que ahora "llora por un lateral".

YouCut_20240710_105549963.mp4

La parodia a Pablo Giralt por una emotividad sobreactuada en su relato de la Selección argentina por Telefé

En el video, el hincha no escatima en burla. Con una parodia hilarante, imita la voz quebrada y el tono exaltado de Giralt, destacando que el relator parece estar al borde del llanto desde antes de que empiece el partido. “Si hasta se emociona por un córner”, dice el hincha, mientras simula una narración exageradamente emotiva. Esta parodia busca resaltar cómo Giralt, en su intento de repetir el éxito de sus relatos en el Mundial de Qatar, lleva la emotividad a un nivel que raya en el ridículo.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://x.com/hayquerajar/status/1810888149289050202?t=e_9gFre26nff3GdCMWN9cw&s=19&partner=&hide_thread=false

El video también compara el estilo de Giralt con el del legendario Víctor Hugo Morales, cuyo relato del segundo gol de Diego Maradona contra Inglaterra en el Mundial de 1986 es una pieza icónica en la historia del fútbol.

Morales relató aquel gol con una poesía y emoción que se sienten genuinas, capturando un momento histórico con una pasión auténtica. “¿Dónde quedó esa poesía del relato deportivo?”, se pregunta el hincha en su video, insinuando que Giralt perdió la autenticidad en su afán de mantener su marca de emotividad.

DE GENUINO A PARODIA DE SÍ MISMO

Lo que inicialmente hizo a Giralt destacar, su capacidad para conectar emocionalmente con el público, ahora parece haber caído en la trampa de la sobreactuación. Este hincha no está solo en su crítica; muchos usuarios en X compartieron el video, coincidiendo en que la emoción de Giralt ya no parece genuina. En lugar de sentir la pasión y el dramatismo del momento, ahora se percibe como un recurso repetitivo y predecible.

Es curioso cómo el mismo estilo que llevó a Giralt a la fama ahora lo pone en el ojo de la tormenta. Los comentarios en las redes sociales no se hacen esperar: “Ya basta de lágrimas falsas, queremos relatos de verdad”, clama uno de los usuarios. Otros se suman a la crítica, pidiendo una vuelta a la autenticidad en las narraciones deportivas.

Existe una la línea entre la pasión genuina y la sobreactuación, y es muy fina. Mientras que Víctor Hugo Morales se mantiene como un referente intocable, cuya emotividad nunca se cuestiona, Giralt enfrenta el desafío de demostrar que su estilo no es solo una técnica aprendida, sino una verdadera expresión de su sentimiento por el deporte más popular en el país.

Screenshot_20240710_110107_X.jpg

+RELATO - LÁGRIMAS

Al final, lo que este video viral pone de manifiesto es una discusión más amplia, y es sobre la autenticidad en los medios de comunicación en donde las emociones se comercializan y se sobredimensionan porque "garpan", ¿cómo diferenciar lo genuino de lo fingido?

Pablo Giralt tiene la tarea de responder a esta pregunta con sus futuros relatos, si es que quiere recuperar la confianza y el respeto de aquellos que alguna vez se emocionaron con sus lágrimas, pero que ahora ven en él a un actor más que a un relator.

TE PUEDE INTERESAR