Deportes Infocielo
Estado de emergencia

El 2019 para los clubes de barrio:“Están agrediendo a la gente más humilde”

Martin Sabio, presidente de la Unión de Clubes de Barrio de Lanús, habló con INFOCIELO sobre los tarifazos, la deserción y el año político que se viene “no hay voluntad política para que esto mejore”

Un tinglado enorme y los más pequeños patinando con una platea de familias sacando fotos desde la puerta, una pelota de básquet rodando entre los arcos de handball que parece escapar del piberío transpirado, los ruidos de las camas elásticas que llegan detrás de un portón, los viejos, las bochas...todas esas imágenes forman parte de un paisaje conocido por la mayoría de los ciudadanos, es la imagen de los clubes. Los mismos que en los barrios fueron y son parte del latir social de una comunidad. La pregunta que surge es cuanto resistirán o si hay un deseo real del Estado de que eso espacios populares sigan existiendo.

Martin Sabio conoce como pocos lo que significa el trabajo en los clubes y es, además de presidente de la Unión de Clubes de Barrio de Lanús, el presidente del club Olimpo de esa ciudad y habló con Infocielo sobre el año que se viene “Hay un montón de situaciones que debemos enfrentar y que sabemos que se están manejando por lo bajo, mientras las tarifas van en aumento, se quiere, entre otros puntos, derogar la Ley de Derechos de Formación Deportiva

La Ley de Derechos de Formación Deportiva, por la que los clubes formadores reclamaron el año pasado, estipula que  que cuando se realiza una venta entre clubes argentinos, a la hora de firmar el primer contrato profesional del jugador o cuando se produce su renovación, el club de origen debe recibir 0,5% por cada año que lo haya formado entre los 9 y los 18 años.

“Obviamente que quieren bajar la Ley de Clubes, quitar la asignación por hijo a deportistas y un paquete de leyes perjudiciales que se esconden detrás de, por ejemplo,  negocios inmobiliarios. Estamos realmente preocupados” cuenta el presidente

 Claudio Rial, Presidente de la Unión en Quilmes, en comunicación con este medio el año pasado mostró como una cuenta barrial pasó de 1.866 pesos a 49.720 Están agrediendo a la gente más humilde, no hay forma de sacar esto adelante así” cuenta Sabio y explica “Se siguen recibiendo grandes tarifas que son impagables, este año no nos van a  cerrar porque es eleccionario”.

Obras Sanitarias en un club emblemático de la Liga Nacional de Básquet su estadio es utilizado para diversas actividades y paga por mes 2 millones de pesos en luz, Ateneo Popular de Versalles paga 250 mil pesos de agua porque tienen pileta” Su club, Olimpo, con una cuota de 60 pesos mensuales y con 700 socios, paso de pagar 1900 pesos a casi 50.000 “Está bien te subsidian, la tiras para adelante, pero la deuda está y en el algún momento hay que pagarla, pero como haces

Sabio no se nubla y entiende la situación y quienes son los responsables “No hay decisión política de resolver estos problemas. Lo que se haga es con los clubes adentro, no afuera de ellos”

Las promesas de campaña y el entramado plagado de intereses también forman parte de un escenario cruel “A nosotros nos dijeron que iban  a darle subsidios a los clubes que “hagan las cosas bien” pero te reclamen cosas muy complicadas y así toman poder sobre las zonas más vulnerables” Estos actos, propios de lo peor de la política no es gratuito “Hay que tener en cuenta que, por ejemplo en Avellaneda, se impulsó la intervención del fútbol infantil. Así se rompe el entramado social y se meten en el poder. Te ofrecen cosas como  quedarse con el club y que el dirigente se quede con la canchita y a esa situación entre tanto apriete económico es difícil decirle que no

El 2019 se sabe que será otro año duro para la economía en general que ya ha dejado fueres marcas en los diversos clubes de Argentina y por eso es que se necesita que el Estado tome conciencia del daño social que se está realizando “¿Cómo tiras para atrás las decisiones económicas? Si a un club le llegan 150 mil pesos  de luz conseguís un amparo, pero la deuda está. Así es imposible. Vos podés generar recursos, bajar el consumo con Led pero si la luz aumenta estamos en un círculo vicioso”.

El panorama es complejo y no dista de lo que fueron estos últimos dos. En San Martín varios integrantes de diversas instituciones se movilizaron pero la falta de visibilidad a esta problemática juega en contra de lo que debe ser un espacio deportivo y cultural que de a poco va mutando en comedores en una  dolorosa metamorfosis que puede ser pero si, como se maneja por lo bajo, el real interés está basado en hacer desaparecer a los clubes para quedarse con un incalculable negocio inmobiliario que ayudaría a devolver los millones que el Estado decidió tomar a modo de deuda.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión

Dejanos tu opinión