Política y Economía
AUDIENCIA POR EL GAS

Las empresas piden una recompensación y la oposición lo define como una “estafa”

Las empresas de energía de gas buscan que el gobierno autorice un nuevo tarifazo para que estas recuperen lo perdido tras la inflación de los últimos meses de 2018. Sin embargo, denuncian que eso no se contempla para la clase trabajadora y lo consideran como una “estafa”.

En una nueva audiencia pública sobre el gas, las distribuidoras le pidieron al gobierno de Macri la autorización para aumentar las tarifas hasta un 35,6 por ciento, para garantizar recuperar lo que se perdió tras la inflación del año pasado.

Frente a esta postura, se encontraron un arco diverso de dirigentes políticos y sindicales que consideraron al pedido como una “estafa” y condenaron que el gobierno pueda acceder, nuevamente, a que se den nuevos aumentos.

TE PUEDE INTERESAR

Uno de los que tomó la palabra fue el titular de Suteba, Roberto Baradel, quien enfatizó el hecho de que en pleno reclamo paritario, el poder Ejecutivo priorice recompensar a las empresas energéticas pero no así a los trabajadores que también perdieron con la inflación.

“En el 2016 la gobernadora en un club en Temperley dijo que ´nos hicieron creer que la luz, el gas y el agua eran gratis y no se debían pagar. Lo que en realidad le hicimos creer y que el gobierno anterior permitió, es que las tarifas eran un derecho al acceso de todos”, enfatizó Baradel.

“Los servicios públicos no son una ganancia para que se llenen de plata unas pocas familias a la que ustedes representan”, disparó el dirigente.

Otro que también criticó la posibilidad de un nuevo aumento previsto para los próximos meses, fue el diputado nacional Felipe Solá, quien indicó que las energéticas constituyen un “mercado sin riesgos”.

“Es un servicio, tiene un costo, debe tener una ganancia, pero también es un derecho humano”, retrucó Solá.

“Acá hay una sola mirada: esta estafa comenzó con la declaración de emergencia en 2015”, puntualizó uno de los que se alistan para competir en la provincia.

La audiencia se desarrolla en el Centro Metropolitano de Diseño y es presidida por el titular del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), Mauricio Ezequiel Roitman y el vocal segundo del organismo, Diego Fernando Guichón.

Además de Baradel y Solá, estuvieron presentes los intendentes Gabriel Katopodis (San Martín) y Fernando Gray (Esteban Echeverría), quienes apoyaron lo manifestado por sus pares.

En tanto, el dirigente de la CTA Hugo Yasky bromeó con que tanto el presidente Macri como la gobernadora María Eugenia Vidal no tienen sólo un “amor platónico” con las energéticas, ya que –como un artículo periodístico comprobó- estas aportaron cuantiosas sumas de dinero para sus campañas electorales.

“Hay una decisión muy clara de favorecer a estos sectores de apropiarse de los ingresos de los sectores populares. El aumento de las tarifas es la herramienta más directa. En solo tres años de gobierno, cinco puntos de la renta que iba para los trabajadores, ahora va para los sectores empresarios, explicó Yasky.

Por último, el titular de la Defensoría del Pueblo de la provincia, Guido Lorenzino, criticó los discursos del gobierno acerca de cómo se iba a gestionar el tema energía.

“Decían que el aumento de tarifas iba a permitir la inversión. Y también nos decían que con esto iban a venir buenos servicios públicos, pero eso fracasó”, cerró.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión