Política y Economía
CORONAVIRUS COVID-19

Tres municipios resisten sin casos en el centro de la provincia

Cuáles son las particularidades de los municipios de la séptima sección que no tuvieron casos de covid-19, y en qué se diferencian del resto.

De los 135 distritos bonaerenses, apenas 13 están libres de coronavirus. La mayoría pertenecen a la cuarta y a la sexta sección, y lo lograron gracias a un estricto control en los ingresos a los municipios, que además no están entre las principales rutas provinciales. Sin embargo, hay tres que, pese a estar en una zona de alto tránsito, tampoco sufrieron casos.

Se trata de Tapalqué y General Alvear, de la séptima sección, y Rauch, de la quinta, que mantienen el invicto respecto a los casos de coronavirus. Todo esto pese a encontrarse rodeados de distritos con una situación epidemiológica más complicada.

TE PUEDE INTERESAR

Tapalqué, de 9.166 habitantes, está muy cerca de Azul y Olavarría, dos grandes ciudades que padecieron fuertes brotes de contagios y debieron incluso retroceder de fase para controlar la situación. El distrito vecino de General Alvear, de poco más de 11.000 habitantes, también supo frenar el ingreso del virus, pese a la cercanía con Saladillo, que sí tuvo casos.

La curiosidad es que ambos municipios se encuentran en el interior de un triángulo entre las Rutas Nacionales 3, 205 y 226, las más transitadas de la región. El intendente de General Alvear, Ramón Capra, destacó el control en los accesos como una de las principales medidas. "Alvear tiene algo en común con nuestros vecinos de Tapalqué, y es que somos una ciudad agrícola ganadera y hay mucha fluidez de camiones, de transporte de hacienda y cereal. Pero estamos permanentemente controlando que no pasen por la ciudad camiones que vienen de zonas con coronavirus, y los que pasan de ruta a ruta son acompañados por la policía, para que no se detengan en la ciudad y no se bajen en ningún comercio".

La negativa de los municipios a recibir camioneros fue uno de los conflictos en los primeros meses de la cuarentena. Incluso, desde el sindicato de Camioneros presionaron a los intendentes y amenazaron con realizar paros si no les brindaban las condiciones mínimas de abastecimiento. Sin embargo, Capra indicó que "están bastante acostumbrados. Hay algunos que reniegan un poco, pero la gran mayoría acata las reglas que nosotros implementamos".

El resto de las medidas sanitarias son las mismas que en todo el país: pistolas de temperatura para controlar a quienes ingresan a la ciudad, aislamiento para quienes lleguen desde zonas con casos activos. "Tenemos muy buenos controles de seguridad, eso nos ha ayudado", destacó Capra. Y señaló que él mismo no se mueve de su municipio. "A partir desde que se inició la pandemia viajé una sola vez a entrevistarme con el Gobernador. Después, no quise ni quiero viajar. No puedo exigirle a la gente 14 días de aislamiento y yo no cumplirlos. Entonces no lo hago".

La sorpresa más grande es la situación de los comercios. Mientras la mayoría de los intendentes no sabe cómo frenar la sangría en la recaudación municipal, y reactivar áreas clave de la economía sin aumentar peligrosamente el número de contagios, en General Alvear los comercios "ganan más que antes. Seguramente porque la gente no puede viajar entonces invierte en los comercios locales. Hay circulación del dinero y hemos podido subsistir económicamente", destacó Capra.

Pese a la buena situación, temen igual que el primer día la llegada de un caso positivo que encienda las alarmas y obligue a realizar un estricto aislamiento. "Ojalá esto termine pronto y el país vuelva a ser como antes. Se está haciendo largo", cerró Capra.

 

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión