Política y Economía
REAPERTURAS SIN PERMISO

Tandil: El Municipio notificó a los gimnasios

El municipio de Tandil notificó a los gimnasios que deben cerrar en 48 horas. Esperan la respuesta de la Provincia, que sigue el tema con preocupación.

Los gimnasios de Tandil informaron que abrirían "con o sin permiso", y así lo hicieron desde el martes pasado, en el que al menos el 70% de los establecimientos levantaron sus persianas y comenzaron a recibir gente.

El municipio comandado por Miguel Lunghi se encuentra en una encrucijada. No quieren un nuevo conflicto con la Provincia, ni ser los que impulsen una nueva reapertura sin el visto bueno del gabinete de Kicillof, y por eso enviaron un pedido formal solicitando la habilitación de las actividades, que ya habían sido relanzadas cuando Tandil había avanzado a fase 5. Y tampoco quieren presionar de más a un rubro de los más golpeados por la pandemia.

TE PUEDE INTERESAR

Pero no pueden obviar que hoy los mismos están abiertos de forma ilegal. Aunque apoyan su iniciativa por lo bajo, y señalan que no se registraron contagios por la actividad durante el período que estuvo abierto, los inspectores municipales debieron repartir notificaciones en las que piden el cierre temporal.

El director de Habilitaciones de Tandil, Javier Camgros, señaló al medio local El Eco que las intimaciones que comenzaron a repartir el martes se convertirán en infracción hoy si no cumplen con las normativas. También indicó que "la idea es también tener respuesta por parte de Provincia a la nota que se envió que hasta ahora no llegó. Tandil no fue el único Municipio que mandó nota solicitando la reapertura de algunas actividades que debido al cambio de fase quedaban afuera".

Según Camgros, el 70% de los gimnasios y canchas de fútbol 5 de la ciudad reabrieron el martes, y el número bajó a 50% el miércoles por la lluvia, según estima. Los gimnasios no van a aflojar, y dejaron clara su postura. "Lo nuestro es salud, es sentido común", señalan.

No es el único municipio que tiene conflicto con los gimnasios. Hoy el intendente de Necochea, Arturo Rojas, se reunió con empresarios del sector y les advirtió que el municipio podría retroceder a la fase 4. En consecuencia, también deberían cerrar en la ciudad costera, al menos para la actividad en espacios cerrados. Por eso evalúan como alternativa la posibilidad de reabrir en espacios abiertos.

Algo similar ocurre en La Plata. El intendente Julio Garro mantuvo hace dos semanas una reunión con los dueños de gimnasios y natatorios, en la que se pactó una posible reapertura para el próximo 7 de septiembre. Sin embargo no se avanzó más y desde la Provincia no dieron el visto bueno.

Con el aumento de casos que hubo en el interior, la mayoría de los municipios debió retroceder al menos una fase, y varios dos fases. Los gimnasios, que apenas lograron abrir sus puertas unas semanas, son uno de los sectores junto con la gastronomía que más sufren la pandemia. La transpiración de la actividad deportiva, y los espacios cerrados donde, además, se suele amontonar la gente lo hacen un espacio de alto riesgo y la última de las prioridades a la hora de la reapertura.

Kicillof se puso firme. "No puedo permitir nuevas aperturas", dijo. Pero el conflicto con actividades como los gimnasios de Tandil, que se declararon en rebeldía enciende las alarmas. Si el Municipio no pone mano firme, deberá hacerlo la Provincia, y ninguna de las administraciones quiere pagar el costo político.

Pero tampoco pueden dejar la "mano blanda", ya que si no hay penas estrictas, otras actividades podrían seguir el ejemplo de los centros de actividad deportiva y reabrir en rebeldía. Después de todo, es larga la lista de actividades que desde marzo no tienen actividad. Por eso el conflicto con los gimnasios, que lejos está de terminar, es seguido de cerca y con preocupación desde la Provincia.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión