Política y Economía
PANDEMIA

"Con o sin permiso, reabrimos igual", El conflicto entre un municipio y los gimnasios

Los dueños de gimnasios de Tandil se le plantaron a la administración de Miguel Lunghi, quien elevó un pedido de reapertura a la Provincia apenas 3 días después de tener un récord de casos.

Tandil es uno de los municipios que más conflicto tuvo respecto a la reapertura de actividades en medio de la pandemia. Al igual que en su momento el Municipio se declaró "en rebeldía" con la Provincia, ahora los gimnasios se alzaron contra la gestión de Miguel Lunghi.

A través de una reunión virtual, los dueños de gimnasios y natatorios le impusieron a Lunghi un ultimátum de 24 horas que vencía hoy. A partir de mañana martes, avisaron que reabren "con o sin autorización", según consignó El Diario de Tandil.

TE PUEDE INTERESAR

Al intendente Lunghi no le quedó más remedio que realizar el pedido a la Provincia para reabrir legalmente las actividades deportivas de gimnasios y natatorios en la ciudad, pese a que él mismo señaló ayer que están "en el momento más crítico" de la pandemia,  y que "se hace necesario implementar restricciones y extremar los cuidados y las medidas de prevención". Además, debió retroceder la semana pasada a fase 4 del aislamiento. El último viernes, incluso, confirmaron el récord de 25 positivos diarios.

El comunicado elevado al Gobierno bonaerense sostiene una versión totalmente distinta. "Consideramos imprescindible que las autoridades provinciales contemplen la realidad de nuestro distrito y sus particularidades, las necesidad y demandas de nuestros vecinos", solicitó Lunghi a través de un comunicado en el que sostuvo que han "constatado el cumplimiento estricto de los protocolos por parte de la totalidad de los establecimientos como gimnasios, natatorios y clubes cuando permanecieron abiertos, además de no haber registrado ningún caso de contagio en nuestro distrito vinculado a la práctica de alguna actividad física".

Cada minuto que desperdiciamos con esta falta de unión nos acerca más a la destrucción de nuestro país. Robin Hood Hoy...

Publicado por Ramiro Cepeda en Lunes, 31 de agosto de 2020

Los gimnasios habían reabierto a mediados de junio, cuando por su buena situación epidemiológica el municipio avanzó a fase 5. Pero en la última semana, debieron cerrar nuevamente por el retroceso a fase 4 del aislamiento, en la que la actividad física en espacios cerrados se encuentra prohibida.

Los propietarios de los gimnasios no estuvieron conformes con la medida y, en una reunión por videollamada, se le plantaron al intendente y llamaron a rebelarse. En un primer momento dijeron que reabrirían el lunes, pero después de que el Municipio se mostró "comprensivo", decidieron esperar 24 horas más para que la Provincia brinde alguna resolución. Mañana, ya avisaron, abrirán con o sin permiso.

A juzgar por las palabras del propio Gobernador, los gimnasios deberán reabrir clandestinamente en Tandil. Hoy al mediodía, Kicillof descartó de cuajo nuevas aperturas"No podemos poner en riesgo ni a la población ni a nuestros trabajadores de la salud", justificó.

Tandil suma así un nuevo capítulo de rebeldía. En junio pasado, el intendente Miguel Lunghi era el que habilitaba actividades sin el permiso de la Provincia. La ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, aquella vez le puso los puntos. "Entiendo al intendente Lunghi porque tiene mucha presión social y de los comercios, pero tenemos que abrir muy despacio. Hay que ir habilitando despacio a medida que se analice la circulación", y lo hizo responsable en caso de una escalada en los contagios.

Ahora Lunghi no quiere reabrir ninguna actividad. Es paciente de riesgo y debió hisoparse junto a su gabinete luego de que su propio hijo, quien es secretario de Gobierno, de positivo. Afortunadamente para él, el hisopado fue negativo. Pero el virus circula por la ciudad, y los gimnasios le pagaron con la misma moneda que él a la Provincia.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión