Rock Bonaerense
EL ROCK DE LUTO, PARA SIEMPRE

Sueño de Pescado: dolor por la partida de su guitarrista

Juan Manuel Calabró, guitarrista de Sueño de Pescado, falleció de un paro cardio respiratorio el viernes en La Plata. Recordalo en esta nota.

El “Guachi” de Sueño de Pescado dejó un tendal de amigos, colegas y fanáticos desamparados tras su partida. Falleció el viernes 19 de noviembre, luego de una larga internación. Tenía 37 años.

“Se sintió mal, fue al médico, quedó internado un mes y murió”, era una de las frases que, entre sorpresa y dolor, resonaban en el velatorio del “Guachi”, que se consumó la misma tarde del día de su deceso, el viernes 19 de noviembre. Paradoja del destino, una más de las tantas a las que estaba acostumbrado a considerar, Juan Manuel dejó este plano el día en el que se celebra el nacimiento de La Plata, la ciudad que lo vio desarrollarse como músico y figura esencial del rock local.

Te puede interesar

Juan nunca dejó de “creer en la bondad y en el amor”, tal como apunta la letra de “Aplausos al Cosmos”, de Skay Beillinson, en la que el flaco habla de cómo es esto de pertenecer a la raza humana y sus contradicciones. Fue precisamente ese encuentro en el año 2018 con el ex Patricio Rey, entre bambalinas de un Cosquín Rock en el que quedó en evidencia el apoyo del público a Sueño de Pescado más allá de La Plata, en el que otra casualidad hermosa dejaba plasmado en una foto lo que el “Guachi” siempre había soñado.

Y no nos referimos a la foto en la que Skay le está firmando la guitarra, sino a lo que en realidad ese acto dejaba escrito a fuego. La banda de Juan estaba por subir al escenario más grande, en lo que respecta a festivales de rock, y lo habían logrado solos y con su gente. Ese compartir camarines y charlas de violas con Skay, emblema del rock nacional, era el guiño que al “Guachi” le marcaba que estaba cumpliendo, velozmente, todos sus sueños: “Una imagen vale más que mil palabras... Y un abrazo del flaco amor y paz musical.”

En su corta vida, Juan Manuel tuvo muchas caricias al alma porque fue sin dudas, uno de los músico más querido de su ciudad y del país. Pero no hay que olvidar que también le tocaron vivir momentos tensos, por colegas a los que no les caía bien ver madurar el talento ajeno. Así fue que el “Guachi”, fue desterrado de su primera banda, Don Lunfardo, a la que había llegado para dar una mano en todo y en la terminó siendo una pieza fundamental en lo musical y en lo humano.

Salir de ahí, lo impulsó directamente a ir tras sus anhelos, y con Sueño de Pescado, Juan Manuel hizo lo que todo músico desea: los teatros más importantes de Capital Federal y el interior del país, el Microestadio Malvinas Argentinas, Rock en Baradero, Panic Rock (compartiendo escenario con el Chizzo y el Tete de La Renga) y el Estadio Obras, el templo del rock por excelencia, entre otros lugares.

Juan Manuel Calabró
Juan Manuel Calabró fue productor de varios discos desde el Cultura Estudio, de Gustavo Pronsky.

Juan Manuel Calabró fue productor de varios discos desde el Cultura Estudio, de Gustavo Pronsky.

Pero Juan no era solamente un guitarrista que había fundado, junto a Manuel Rodríguez, Sueño de Pescado. El “Guachi”, era uno de los productores más buscados por las bandas del under local y del Gran Buenos Aires para grabar sus discos. Nunca olvidaba mencionar a su gran maestro, Gustavo Gauvry, a quien conoció cuando aún era parte de Don Lunfardo, y con quien siguió trabajando hasta la grabación de La Palabra, último disco de Sueño.

Desde el 2021, y junto a sus amigos de la banda Patanes, había comenzado a producir desde Callejón Records. Un equipado y nuevo estudio, ubicado en Gonnet, en el cual llegó a realizar varios discos y singles. Anteriormente, había trabajado en Cultura Estudio, junto a Gustavo Pronsky y desde su casa, en donde tenía montado un Home Studio, también realizaba trabajos musicales. En 2020, se encargó junto a Gabriel Duarte, ex cantante de Predicador Solar y actual Mala Información, de hacer la cortina de apertura del programa Rock Bonaerense, que se transmite desde hace más de cuatro años por La Cielo 103.5.

Embed

Dedicado, humilde y perfeccionista como productor. Glorioso, carismático y desenfrenado arriba del escenario. Educado, sencillo y algo tímido en la diaria. Buen amigo, querido por todos. Así era Juan Manuel Calabró. Al “Guachi” no le regalaron nada, escaló solito hasta llegar a lo más alto, desde donde hoy disfruta de la gloria.

Descansá en paz, Juancito querido y gracias por tanta música y buenos momentos compartidos.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión

Dejanos tu opinión