Política y Economía
Polémica

El Palomar: denuncian que los CEO de Flybondi y JetSmart cobraron el subsidio estatal de salarios ATP

Las autoridades ejecutivas de las low cost que operan desde el aeropuerto ubicado en el oeste del conurbano bonaerense aprovecharon la oportunidad en medio de la pandemia de coronavirus.

En las últimas horas organizaciones de trabajadores aeronáuticos denunciaron que los máximos ejecutivos de Flybondi y JetSmart (aerolíneas low cost que operan en el polémico aeropuerto de El Palomar) cobraron su sueldo beneficiándose del subsidio dispuesto por el Estado nacional para asistir a los trabajadores durante la emergencia económica por el coronavirus.

Según trascendió, el actual presidente de Flybondi, Esteban Tossutti, y el CEO de JetSmart, Gonzalo Pérez Corral, habrían solicitado cobrar parte de sus altos sueldos de ejecutivos a través del sistema de Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP). La iniciativa fue establecida por el gobierno nacional destinada a los trabajadores ante la crisis económica generada por el coronavirus y la cuarentena.

TE PUEDE INTERESAR

 

La constancia de que Tossutti cobró el subsidio estatal de sueldos.

 

Tanto Tossutti como Pérez Corral arrastran un pasado controvertido cargado de sospechas y denuncias. De hecho, el CEO de JetSmart en el país, está vinculado con quien fuera secretario de Energía durante el gobierno de Mauricio Macri y ex CEO de LAN, Gustavo Lopetegui.

 

 

Pérez Corral habría sido el nexo de las negociaciones con Lopetegui quien habría conseguido ingresar como un importante accionista en la low cost tras haberle facilitado a Jetsmart un lugar en el aeropuerto El Palomar, que hasta ese momento utilizaba sólo Flybondi.

 

La constancia de que Gonzalo Pérez Corral cobró el subsidio estatal.

 

Por su parte, Tossutti está denunciado por haber sido “ñoqui” del ex senador macrista Luis Juez en el Congreso de la Nación hasta 2015. El 27 de septiembre de 2008, el Partido Nuevo contra la Corrupción por la Honestidad y la Transparencia fundado en 2002, presidido por Juez, renovó autoridades y como integrante del Tribunal de Ética del mismo designó al titular de Flybondi, tal cual consta en la publicación del Boletín Oficial del 28 de octubre de dicho año.

Tossutti no era un desconocido para Juez, pues fue subsecretario general de Gobierno y hombre de confianza cuando estaba al frente de la Intendencia de Córdoba. Tanto es así que, a poco de asumir como senador nacional este lo nombró en su despacho en el Congreso Nacional.

Mientras cobraba un sueldo en la Cámara Alta, paralelamente percibía honorarios por sus funciones en Telecom, desempeñándose como gerente de la empresa en 2013, supuestamente en representación del “sector empresario” en la negociación sindical de dicha compañía de telecomunicaciones en convenios colectivos de trabajo.

 

Designación del actual presidente de Flybondi en el despacho del ex senador macrista Luis Juez.

 

 

El polémico aeropuerto de El Palomar y un conflicto que se extiende en el tiempo

En la actualidad operan en El Palomar las aerolíneas low cost Flybondi y JetSmart. El aeropuerto es rechazado por los vecinos de los seis municipios de la zona (Hurlingham, Morón, La Matanza, Tres de Febrero, San Martín y San Miguel) que reclaman por la contaminación y ruidos que padecen desde que el predio militar comenzó a operar vuelos comerciales en febrero de 2018.

A fines del 2017 el gobierno de Macri permitió a Flybondi usar comercialmente esa unidad militar, lo que le valió a la low cost un ahorro millonario porque allí las tasas aeroportuarias son 70 por ciento más bajas que en Ezeiza y Aeroparque. Es que cuentan con un subsidio estatal a favor que operan en ese lugar.

Sin embargo, el 16 de abril de 2019 la Corte Suprema de la Nación decidió intervenir en la causa y ya comenzó a exigir explicaciones al Estado por los presuntos delitos e irregularidades cometidos en la habilitación comercial de la unidad militar.

Entre las voces que se oponen, se encuentra la de Enrique Piñeyro, el piloto que anticipó la tragedia de LAPA, quien calificó al aeropuerto El Palomar como “un disparate” y afirmó que Buenos Aires no necesita tres aeropuertos comerciales, ya que Ezeiza y Aeroparque son suficiente.

Por su parte, los dirigentes aeronáuticos Pablo Biró (APLA), Edgardo Llano (APA) y Ricardio Cirielli (APTA), expresaron que en la industria se sospecha que Flybondi y JetSmart tendrían fuertes vínculos con cárteles mexicanos del narcotráfico y “de allí la necesidad de habilitar los vuelos comerciales desde El Palomar para estar fuera del control de los verdaderos aeropuertos comerciales habilitados de Buenos Aires, como Aeroparque y Ezeiza”.

Asimismo, desde julio de 2018, rige la solicitud de clausura definitiva del aeropuerto del fiscal federal Di Lello, quien alertó que la justicia debe actuar “antes que se caiga un avión y haya que lamentar centenares de muertos entre pasajeros y vecinos de El Palomar y alrededores”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión