Política y Economía
NO AL PAÍS

Para los grandes medios la soja a 600 "ayuda al gobierno"

La disparada del precio de la soja a 600 dólares la tonelada, lejos de parecerles una buena noticia, los medios la señalan como algo que "beneficia al gobierno"

Hacía 9 años que no se daba. La pandemia también hizo lo suyo para que se vuelva a vivir un fenómeno que atravesó años del kirchnerismo. El precio de la tonelada de soja ayer llegó en los mercados internacionales, especialmente en el de Chicago, a cotizar por encima de los 600 dólares, marcando un récord que hay que remontarse casi una década para igualarlo.

Es como que suba el petróleo para los países árabes o Venezuela, el cobre para Chile, el café para Colombia, o la quinoa en Perú.

TE PUEDE INTERESAR

Es un notición.

Como también lo son que el Banco Central compre de a 120 millones de dólares cada día incrementando reservas, o que la moneda estadounidense esté controlada, o se haya arreglado con bonistas, o las vacunas de AstraZeneca lleguen en mayo de a 4 millones. Sin embargo esas informaciones positivas parecen un "gancho al hígado" para algunas redacciones periodísticas de los grandes medios, tanto que muchas de ellas no merecen ser tenidas en cuenta jamás en las portadas.

Que la soja aumente a tales niveles ayuda a sus productores, ayuda a la cadena de valor que eso provoca (maquinaria agrícola, nueva siembra, industria automotriz, construcción, etc), y por propiedad transitiva ayuda al Estado nacional que percibirá mayores ingresos en concepto de impuestos.

Por lo tanto es un win/win (todos ganan), más teniendo en cuenta que Argentina no es un gran consumidor de la soja y no afecta la suba de precio demasiado a la hora del valor nacional para los ciudadanos de sectores populares.

Dejando por ahora de lado los males que acarrea a futuro "enamorarse" del cultivo de soja y abandonar otros en función del rédito que genera en relación a la carne, la leche, y demás productos agrícolas, el aumento internacional de la soja es, en esta coyuntura mundial, una información que sólo podría traer una momentánea alegría, porque potencialmente de mantenerse esos precios por una extensión de tiempo considerable, hasta haría pagable la deuda externa, si se llega a un buen arreglo con el FMI como al que se arribó ya con los bonistas privados.

Pero no.

Nuestros medios hegemónicos decidieron que sea noticia de tapa pero con bronca.

Porque en lugar de interpretarla como un beneficio al bienestar general, lo entienden como un "golpe de suerte" hacia un gobierno al que desde antes de que asuma, ya lo querían ver fracasar.

Porque esos medios representan las ideas y conveniencias de quienes prefieren tener razón por encima de los mayores intereses generales y de crecimiento.

En los años del kirchnerismo lo llamaban con desprecio, con bronca y con resentimiento "viento de cola", una figura literaria para decir suerte, fortuna, azar o "culo", y que les producía ese odio de ver mejorar a su enemigo.

Tanto es así que comenzaron una "guerra mediática" por el tema retenciones, tan ligado a los valores estratosféricos de la soja en aquellos días, y como por primera vez en años, nuevamente se produce ahora.

Hoy Clarín titula: "La soja pasó los 600 dólares: más ayuda para el gobierno".

El resentimiento, la ira y el odio que destila ese título no tiene parangón.

Es un ejemplo de estudio para claustros académicos de como informar un hecho favorable para todos, pero transformándolo en ruin.

Screenshot_20210512-094503_Twitter.jpg
La particular interpretación de algunos medios como Clarín de a quien beneficia la suba del producto agrícola más cultivado en el país. Para ellos, simplemente al gobierno

La particular interpretación de algunos medios como Clarín de a quien beneficia la suba del producto agrícola más cultivado en el país. Para ellos, simplemente al gobierno

"Las buenas noticias no venden", se ha dicho siempre, Clarín consiguió entonces la alquimia perfecta: como transformar lo bueno en malo; hacerlo tapa, lograr que sea noticiable igual, pero provocando esa metamorfosis hacia lo negativo, por no responder a su interés principal: horadar hasta voltear al gobierno electo popularmente.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión