Agro
Apuestan al trigo

Campaña 2018/19: las entidades privadas prevén una producción récord de cultivos

La Bolsa de Cereales de Buenos estimó que la cosecha sería de 125.9 millones de toneladas, con un área implantada de 33,5 millones de hectáreas.

El Gobierno nacional apuesta todas sus fichas al sector agroexportador, de cara a una campaña agrícola que comenzó con una muy buena siembra de trigo. Acuciado por una economía ingobernable, desde la Casa Rosada echaron mano a los derechos de exportación, situación que cambió por completo las reglas de juego para los productores.

A este escenario, se sumó la feroz escalada cambiaria y el pacto con el Fondo Monetario Internacional, que aceleró los tiempos del presidente Mauricio Macri. De este modo, el Presupuesto 2019 presentado por el oficialismo depende en gran medida de la evolución de la cosecha de la presente campaña.

TE PUEDE INTERESAR

La estadística oficial rubrica esta situación. De acuerdo a INDEC, un 58,3% de las divisas que ingresaron a nuestro país durante 2017 corresponden al sector agroexportador. Así, las proyecciones granarias son seguidas en una especie de minuto a minuto por parte del gabinete económico argentino.

En este contexto, la Bolsa de Cereales presentó sus estimaciones para la ciclo 2018/19, en donde anunciaron incremento de área sembrada y de volumen cosechado. Para la entidad, en esta campaña la superficie implantada llegaría a 33,5 millones de hectáreas, con una producción de 125.9 millones de toneladas.

Según el jefe de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales porteña, Esteban Copati, "estamos ante un potencial de expansión del área de siembra, con un importante crecimiento, de más de 700 mil hectáreas hasta los 33,5 millones, que producirán casi 126 millones de toneladas".

En el caso del trigo, esperan que la superficie dedicada al cereal crezca de 5,7 a 6,2 millones de hectáreas, con una producción esperada de 19,7 millones de toneladas, lo que representaría la tercera mayor área en la historia y un récord de producción. En tanto, el maíz está ante "un escenario positivo en un contexto complejo", y el área sembrada pasaría de 5,5 a 5,8 millones de hectáreas, con una producción de 43 millones de toneladas, ambas cifras récord.

Por su parte, la soja, que enfrenta un escenario de cambio por las últimas medidas adoptadas por el Gobierno, la superficie dedicada a la oleaginosa subiría de 17,7 a 17,9 millones de hectáreas, con un crecimiento especial en el caso de los cultivos de segunda, y una producción estimada de 53 millones de toneladas.

También el girasol registraría un leve aumento, de 1,8 a 1,9 millones de hectáreas, con una producción de 3,9 millones de toneladas. Algo similar ocurriría con la cebada, con un alza de 900 mil a un millón de hectáreas sembradas y una producción de 3,8 millones

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión