Política y Economía
Democracia sindical en peligro

Desde la cárcel, Balcedo lanza una ofensiva judicial para impedir las elecciones en el SOEME

El ex titular del gremio está preso en Uruguay pero mueve influencias para evitar la normalización definitiva. Una verdadera afrenta a la democracia sindical.

Mientras la Justicia le da las últimas puntadas al proceso de normalización del SOEME, el Sindicato de Obreros y Empleados de la Minoridad y la Educación, intervenido desde hace un año por la Justicia Federal, a partir del encarcelamiento de su titular, el empresario Marcelo Balcedo, aparecen algunas nubes sospechosas en el horizonte.

En las últimas horas, el titular del Juzgado Criminal y Correccional 3 de La Plata, Ernesto Kreplak, dispuso el llamado a elecciones para el próximo 5 de agosto. Previamente prorrogó el mandato de los delegados que estaban en su cargo antes de la elección y ordenó que se convoque al Congreso Nacional de delegados, los pasos burocráticos previos a la apertura de urnas.

TE PUEDE INTERESAR

Se trata del cierre de una intervención que ha caído bien a los afiliados de un gremio que recuperó su economía a un ritmo vertiginoso: en sólo un año muestra un balance positivo de más de 130 millones de pesos, contra los 3 millones que registraba cuando la Justicia corrió a Balcedo del mando.

El problema es que los tentáculos del viejo caudillo sindical se siguen moviendo, a pesar de que está tras las rejas. En las últimas horas la jueza nacional Analia Viganó, del fuero laboral, cursó un pedido de inhibitoria contra Kreplak, a quien encomendó que continúe con la investigación respecto de la asociación ilícita que comandaría Balcedo y se abstenga de “resolver o adoptar medidas en cuestiones institucionales” del gremio.

Viganó es esposa de Julio Piumato, el Secretario General de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación, muy cercano a Hugo Moyano. Conocido el planteo y la definición de la magistrada, no fueron pocos los que se sorprendieron y hasta especularon respecto de hasta dónde llegarían los contactos entre Balcedo y el camionero.

El problema es que la continuidad del proceso de normalización es vista con muy buenos ojos por los Secretarios Generales de la CGT Región Capital.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión