Sociedad
Enseñar y aprender

Vuelta al cole: cómo los padres, madres y docentes deben acompañar el proceso de enseñanza de los chicos

Construir vínculos de confianza y no sobreexigir a los chicos son las principales herramientas a las que apuntan los especialistas. El proceso educativo es complejo e individual, cada alumno tiene sus propias capacidades, el esfuerzo y el resultado es diferente para cada uno. Los consejos de la especialista en educación, Cristina Ruiz.

Vuelven las clases y, con ellas, buena parte de la rutina que permanecerá durante el año. En ese proceso, muchas veces padres y madres buscan diferentes alternativas para acompañar a sus hijos e hijas, aunque suelen caer en errores que pueden perjudicar más que fortalecer el proceso educativo.

TE PUEDE INTERESAR

En ese sentido, especialistas afirman que el rol de los adultos debe ser de acompañamiento. Al respecto, la pedagoga, docente e investigadora especialista en políticas educativas Cristina Ruiz, explicó que “la principal tarea de padres y docentes es construir vínculos y acuerdos de confianza sobre los chicos y chicas”.

Por otra parte, también se debe pensar en los jóvenes que entran a la adolescencia en relación a cómo se puede contribuir desde casa en el proceso educativo: “Los chicos y chicas necesitan una estructura para aprender e inclusive para aprender a rebelarse en un marco de seguridad y autonomía. La rutina no es enemiga de la creatividad”, sostuvo la docente.

Una de las cuestiones por las que madres y padres suelen preocuparse también, es por las tareas que muchas veces resultan demasiado complejas para sus hijos. En ese sentido, Ruiz señaló que “la exigencia no es una carga o una presión, es una motivación para superarse. La exigencia es negativa cuando se asocia a prácticas meritocráticas ”. En este punto remarcó: “es fundamental fomentar el respeto hacia los docentes, aprender a convivir en la diferencia cumpliendo los acuerdos escolares”.

Por último, la pedagoga resaltó: “ Es un error estandarizar la exigencia suponiendo q todos los pibes y pibas tienen las mismas capacidades y se desarrollan en los mismos contextos. El mérito es lograr superarse desde la individualidad y las experiencias propias y desde las posibilidades personales”.

TE PUEDE INTERESAR