Sociedad
INCREÍBLE HALLAZGO

Una científica del CONICET lidera una investigación que descubrió un "tetrápodo basal" de 280 millones de años

La nueva especie llamada Gaiasia jennyae será tapa de la prestigiosa revista Nature. Su investigación contó con el apoyo de la National Geographic Society.

Un equipo internacional liderado por la investigadora del CONICET Claudia Marsicano realizó un increíble hallazgo: "Un nuevo tetrápodo basal gigante de unos 285 millones de años de antigüedad, que desafía las hipótesis actuales acerca de la evolución temprana de los primeros vertebrados que abandonaron la vida plenamente acuática para incursionar en el medio terrestre", detallaron en un comunicado del organismo.

La revista académica británica Nature fue la encargada de dar a conocer el descubrimiento en Namibia de los restos fósiles de un nuevo tetrápodo basal gigante de unos 285 millones de años de antigüedad (período Pérmico de la era Paleozoica), que según el comunicado del CONICET "desafía las hipótesis actuales acerca de la evolución temprana de los primeros vertebrados que abandonaron la vida plenamente acuática para incursionar en el medio terrestre".

TE PUEDE INTERESAR

La investigación será tapa de una de las revistas más prestigiosas del mundo y saldrá el 18 de julio.

¿Cómo es el tetrápodo basal gigante?

"Los tetrápodos son todos los animales vertebrados con cuatro extremidades, ya sean ambulatorias o manipulatorias, o cuyos antepasados tuvieron cuatro extremidades", detalló el CONICET acerca de esta nueva especie que fue bautizado como Gaiasia jennyae.

image.png

"Actualmente, el grupo abarca a la mayoría de los vertebrados -anfibios, reptiles, aves y mamíferos- con excepción de los peces. Los tetrápodos basales fueron los primeros vertebrados que desarrollaron dígitos, en lugar de aletas pares pectorales y pélvicas, que les permitieron desplazarse sobre el sustrato e incursionar en el medio terrestre", compartió el CONICET.

Según el organismo dedicado a la promoción de la ciencia y la tecnología en la Argentina, estos tetrápodosal igual que los anfibios actuales, se desarrollaban en el agua hasta terminar la metamorfosis y en la vida adulta volvían al medio acuático para reproducirse: "Recién con la aparición de los amniotas (grupo que abarca a los mamíferos, los reptiles y las aves) se produjo la independización del agua para la reproducción", agregaron.

image.png

Claudia Marsicano sostuvo acerca de la importancia de este hallazgo: "Conocer nuestra historia no abarca solo lo que ocurrió con la humanidad en los últimos miles de años. Formamos parte de un todo mucho más importante y más grande, que incluye a las biotas que evolucionaron en nuestro planeta y que de alguna forma modelaron el medio ambiente como actualmente lo conocemos. A mí, personalmente, me interesa saber cómo fue esa conquista del medio terrestre y la posterior diversificación de los primeros tetrápodos. Saber más sobre las extinciones y diversificaciones que ocurrieron en el pasado nos permite entender tal vez mejor los procesos de extinción y diversificación actuales".

El equipo internacional está conformado por: Claudia Marsicano, investigadora del CONICET en el Instituto de Estudios Andinos Don Pablo Groeber (IDEAN, CONICET-UBA). Del equipo también participaron un investigador del Museo Field de Historia Natural de Chicago (Estados Unidos), otros dos paleontólogos del Consejo, Adriana Mancuso, del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLA, CONICET-UNCUYO-Gob. Mendoza), y Leandro Gaetano, también del IDEAN, y colegas de Sudáfrica y Namibia. Se trata del primer trabajo publicado en Nature liderado por una mujer paleontóloga argentina.

TE PUEDE INTERESAR