Sociedad
JORNADA DE CONCIENTIZACIÓN

Un mimo al medio ambiente: por qué se celebra el Día Mundial del Suelo este 5 de diciembre

Desde el 2013 se celebra el Día Mundial del Suelo: una jornada que propone concientizar al mundo sobre la necesidad de un suelo sano y los recursos sostenibles.

Todos los 5 diciembre, desde hace una década, se celebra en todo el mundo el Día del Suelo, una jornada de concientización sobre la importancia de un suelo sano y de lucha por la gestión sostenible de los diferentes recursos que ofrece el medio ambiente.

En un contexto de temperaturas que no paran de crecer, de la propagación en aumento de los gases de efectos invernadero y de referentes políticos que niegan el cambio climático, el Día Mundial del Suelo busca promover la preocupación por el cuidado y el uso que se le otorga al suelo en cuestiones de agricultura y diferentes usos del recurso.

TE PUEDE INTERESAR

Según expresó la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que en 2013 aprobaron la propuesta final de declarar el Día Mundial del Suelo tras años de debate, "El suelo y el agua proporcionan la base para la producción de alimentos, los ecosistemas y el bienestar humano. Al reconocer sus invaluables funciones, podemos tomar medidas proactivas para salvaguardar estos recursos para las generaciones futuras".

Recordemos que en 2002 la Unión Internacional de Ciencias del Suelo fue quien recomendó una jornada de concientización y homenaje. Luego, se sumó a la petición Tailandia. En este sentido, se decretó que sea el 5 de diciembre porque coincide con el Rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej, principal precursor de la propuesta.

La importancia del suelo en nuestro planeta

dia mundial del suelo.jpg
Día Mundial del Suelo: por qué se celebra.

Día Mundial del Suelo: por qué se celebra.

En conmemoración, la ONU estableció diferentes puntos a tener en cuenta para reconocer la importancia del suelo como recurso en nuestro planeta:

  • El suelo y el agua son el medio en el que las plantas crecen y obtienen nutrientes esenciales. Más del 95% de nuestros alimentos proviene de estos dos recursos fundamentales.
  • Los sistemas agrícolas de secano representan el 80 % de las tierras de cultivo y contribuyen al 60 % de la producción mundial de alimentos. Es necesario destacar que estos sistemas dependen en gran medida de prácticas efectivas de manejo de la humedad del suelo.
  • Los sistemas agrícolas de regadío extraen el 70% del agua dulce del mundo y representan el 20 % de las tierras de cultivo.
  • Recordemos que los suelos sanos, enriquecidos con materia orgánica, desempeñan un papel crucial en la regulación de la retención y disponibilidad de agua.

En fin, un mejor manejo del suelo y el agua mejorará la capacidad de la tierra para resistir fenómenos climáticos extremos como sequías, inundaciones y tormentas de arena y polvo.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión