Sociedad
ORGULLO BONAERENSE

Tiene 12 años, es de Quilmes y es la nueva promesa de la danza clásica: quién es Leonel Galeppi López

Con apenas 12 años, el oriundo de Quilmes fue becado en la Ópera de París, la compañía de Ballet más antigua de Francia. Su inspiración, su día a día y más.

Se trata de Leonel Galeppi López, un joven de Quilmes que con tan sólo doce años fue becado en la Ópera de París, la compañía de ballet más antigua y prestigiosa de Francia, y es la nueva promesa de la danza clásica argentina.

Aunque no recuerda cuándo comenzó a sentir esa pasión por bailar, Leonel cuenta -en diálogo con Infobae- que desde muy chiquito ya miraba videos de ballet: “Vi muchas veces una película animada llamada Ballerina, que empezaba a bailar a los seis”. Quizás en un intento por seguir los pasos de aquella niña huérfana de Pixar que finalmente cumple el sueño de bailar, el quilmeño avanza a paso firme.

TE PUEDE INTERESAR

Con tan sólo 6 años, Leonel comenzó a bailar en el estudio de Ariadna y Teresa Costantini, sus maestras de baile y ex alumnas del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón. Poco a poco, lo que comenzó como un sueño empezó ser una posible realidad: a los 8 años, empezó a prepararse para aplicar a un curso de verano en la Ópera de París.

Así fue como, en abril del 2023, el joven bonaerense integró los 200 estudiantes de todo el mundo que realizaron el curso de verano que ofrece la Ópera de París. Y la historia continúa.

Embed

Emoción, la danza en la sangre y la disciplina: la historia del prodigio de Quilmes

“No sabemos cómo, pero los descubrió y le gustó. No para de mirarlos. Los observa, estudia al detalle. Cuando se despierta antes que nosotros, su mamá y yo, nos damos cuenta porque escuchamos música clásica”, cuenta Leonel, su papá, sobre la relación entre la danza clásica y su hijo.

No sabemos cómo nació su pasión. Pero él sólo buscaba en el celu videos de ballet y de ejercicios para estirar las piernas. Muy chiquito tenía mucha elongación y, como te contó, se volvió loco cuando vio una película Ballerina que justo es en la Ópera de París”, agregó. Leonel es “hiper disciplinado, una cualidad que va muy bien para la danza”. Cuando el plan de viajar a París comenzó a ser una realidad, comenzó a tomar clases de francés tres veces por semana.

Él conocía su propio potencial: “Particularmente parecía como un delirio todo porque nosotros no teníamos referencia de qué tan bueno era porque estudia en una escuela chiquita de Quilmes y no hay otros varones, entonces no sabíamos a dónde estaba parado hasta que fuimos a París. Ahí lo vimos de verdad. Imaginé que habría monstruos imposibles de alcanzar, pero nada que ver... Vimos chicos muy buenos, pero Leo está recontra en la altura de ellos y de cualquier otro”, contó el papá.

Cómo continúa la historia de León hacia la gloria

Hace algunos días, León, como le gusta que le digan, rindió un examen para convertirse en alumno regular de la Ópera: “Ese examen fue mucho más exigente porque es para convertirse en alumno regular de la escuela. Ya había aplicado para hacer el curso de verano, pero ahora ser alumnos fijo de la escuela en la que cada año ingresan ocho varones, al menos ese es el cupo actual”. Y feliz, el padre sentenció: “Lo rindió hace unos quince días y entró”.

No obstante, aquí comienza una peripecia de mudanza, estructura familiar y sobre todo dinero. León asistirá a su segundo curso de verano el 25 de junio y en septiembre espera ser parte de una de las Óperas más grandes e importantes del mundo.

TE PUEDE INTERESAR