Sociedad Tendencias
POR UNA BUENA CAUSA

Se subastan las tazas que usó Yiya Murano, la criminal que envenenó a sus amigas y almorzó con Mirtha Legrand

Martín Murano, con un fin benéfico, subasta las tazas con las que su madre se convirtió en una famosa criminal. Bonus track: el encuentro con Mirtha Legrand.

Hace algunas horas se conoció una subasta particular que rápidamente se viralizó: están disponibles para el mejor postor, las tazas con las que la famosa prestamista y asesina "Yiya Murano", envenenó a quiénes les debía dinero, convirtiéndose en una recordada figura del crimen. También, recordamos cuando almorzó con Mirtha Legrand.

Representada en series como Mujeres Asesinas o inmortalizada en una icónica escena de la televisión argentina en su encuentro con Mirtha, Yiya Murano es recordada mediáticamente. Sin embargo, cuando murió en 2014, su nombre comenzó a ser olvidado por las nuevas generaciones. No obstante, volvió a resonar por la curiosa propuesta: ¿de qué se trata?

TE PUEDE INTERESAR

Resulta que su hijo, Martín Murano, recibió las piezas de la memorable vajilla y quiso otorgarle un significado distinto: utilizar el dinero recaudado en un fin benéfico. De esta manera, la plata que ofrezcan será donado al Refugio de Mili González, un hogar de animales que cuida a más de 50 gatos y perros en Mar del Plata. Cabe destacar que Martín, cuya relación con su madre fue nula, apadrina al establecimiento marplatense desde hace años.

Las tazas, luego del uso macabro que le dio Yiya Murano, habían caído en las manos de la madre de una amiga de Martín. Hace poco tiempo, la destinataria falleció, provocando que la vajilla vuelva a su dueño, o en este caso, heredero. No obstante, en esta ocasión, tendrán un uso distinto.

Para participar de la subasta hay que comunicarse vía mail a [email protected].

¿Quién era Yiya Murano?

María de las Mercedes Bolla "Yiya" Aponte de Murano fue una mujer que en 1979 envenenó con cianuro a por lo menos tres personas, entre ellas amigas y familiares, a quienes les debía dinero. Su caso policial quedó inmortalizado, lo que la catapultó como una de las asesinas más recordadas de la historia argentina.

Tras 16 años de cárcel, Yiya murió sola en un geriátrico de Belgrano, localidad bonaerense.

Cabe recordar que también se sentó en la mesa de Mirtha Legrand, lo que significó un hecho histórico en la televisión argentina.

Yiya Murano y Mirtha Legrand

El mítico encuentro entre Yiya Murano y Mirtha Legrand.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión