Sociedad
SALUD

Qué es el Síndrome de West, una enfermedad rara que afecta a menores de un año

Cada 10 de abril se conmemora el Día Mundial del Síndrome de West, una enfermedad neurológica poco frecuente que afecta 1 de cada 4.000 menores de un año.

Hoy, 10 de abril, se conmemora el Día Mundial de Síndrome de West, con el fin de concientizar a la población acerca de esta enfermedad que afecta a niños menores de un año. En el marco de esta efeméride, te contamos de qué se trata esta afección y cuáles son sus síntomas.

También conocida como Síndrome de Espasmos Infantiles, esta enfermedad neurológica se caracteriza por una alteración cerebral epiléptica que provoca espasmos. Este trastorno puede afectar diversas capacidades de la persona como la movilidad, el habla, la atención y la memoria.

TE PUEDE INTERESAR

A pesar de que se la considera una enfermedad minoritaria, el Síndrome de West es una de las encefalopatías de tipo epiléptico más frecuentes y más severas. La misma se desarrolla entre los dos y doce meses de edad del bebé y tiene una incidencia aproximada de 1 por cada 4.000 niños. Existen dos grupos de pacientes que padecen esta enfermedad:

  • Síntomáticos: reflejan previamente signos de afectación cerebral, o por un causa conocida.
  • Criptogénicos: se presume una causa sintomática, la cual está oculta y no se puede demostrar.

En tanto, le denominación de esta afección corresponde al nombre del médico británico William James West, quien diagnosticó con esta enfermedad a su propio hijo en 1841 y la describió por primera vez en la historia de la medicina.

bebés.prematuros-niño-2
Todos los 10 de abril se conmemora el Día Mundial del Síndrome de West.

Todos los 10 de abril se conmemora el Día Mundial del Síndrome de West.

¿Cuáles son los síntomas del Síndrome de West?

  • Espasmos flexores, extensores y mixtos: contracciones súbitas generalmente bilaterales y simétricas de los nódulos del cuello, tronco y extremidades.
  • Retraso psicomotor: pérdida de habilidades adquiridas y anormalidades neurológicas como diplejía, cuadriplejia, hemiparesia y microcefalia.
  • Los lactantes pierden la sonrisa, abandonan la prensión de los objetos y seguimiento ocular, se vuelven irritables, lloran sin motivo y duermen peor.

Aunque es una enfermedad sin cura, existen medicamentos que controlan y disminuyen algunos de los síntomas, fundamentalmente los espasmos. A su vez, algunos pacientes suelen realizar dietas de alto contenido de grasas y con baja cantidad de hidratos de carbono.

TE PUEDE INTERESAR