TENSIÓN

Pueblada en un municipio bonaerense tras un apagón de 12 horas

Todo comenzó con la caída de postes de luz y terminó con una renuncia. El problema de fondo, sin embargo, persiste.

El problema se originó el lunes pasadas las 7 de la tarde, pero los cortes de luz ya eran moneda corriente en Bolívar. Esta vez el apagón duró 12 horas y colmó la paciencia de la población que se autoconvocó e irrumpió en la Cooperativa Eléctrica local. Hubo un trabajador agredido, una renuncia y un pedido de de intervención.

Los más de 34 mil habitantes del distrito están acostumbrados a los cortes de luz, pero lo que sucedió esta semana no tiene precedentes. Todo comenzó cuando un temporal de viento tiró 7 postes, 4 vanos y un aislador de suspensión en la localidad de Urdampilleta. El tramo afectado sostiene cableado de media tensión con el que la empresa EDEN SA abastece a la prestadora local.

TE PUEDE INTERESAR

Más allá de esta crisis extraordinaria, Bolívar sufre la falta de potencia todos los veranos, cuando aumenta el consumo domiciliario. De hecho, la Cooperativa implementa cortes programados por hora y por zonas "en caso de que las cargas superen los parámetros que la subestación perteneciente a EDEN puede soportar".

Ahora, además, informaron que podrían volver a sufrir "un nuevo corte general de energía" porque el partido está siendo abastecido por solo una de las dos líneas de 33 kv que la alimentan (la otra es la que sufrió la caída de postes).

Destrozos en la Cooperativa Eléctrica de Bolívar tras el apagón.jpeg
Autoconvocados ingresaron a las oficinas de la Cooperativa Eléctrica de Bolívar para reclamar luego de estar 12 horas sin luz.

Autoconvocados ingresaron a las oficinas de la Cooperativa Eléctrica de Bolívar para reclamar luego de estar 12 horas sin luz.

Pueblada y renuncia

El prolongado apagón colmó la paciencia de los usuarios bolivarenses. Las quejas a través de redes sociales se multiplicaron hasta que confluyeron en una concentración en las puertas de la Cooperativa Eléctrica realizada ayer por la tarde noche. Según reportes policiales, había unas 300 personas.

Medios locales informaron que las fuerzas de seguridad dispusieron custodias preventivas, por ejemplo, en la oficina del intendente. Por su parte, el sindicato Luz y Fuerza denunció y repudió que un trabajador sufrió agresiones mientras trabajaba.

En medio de una atmósfera hostil, tres dirigentes de la Cooperativa intentaron hablar frente a los manifestantes, pero no lograron calmar las aguas. La tensión se descomprimió cuando el vicepresidente del Consejo de Administración, Jorge Campos, firmó una carta de renuncia "indeclinable".

Ya entrada la noche, algunos autoconvocados decidieron trasladar la protesta al centro cívico, frente a la Municipalidad que actualmente gobierna Marcos Pisano. La movilización terminó pasadas las 23.

La comuna se hizo eco de las críticas solicitando la intervención del Organismo de Control de Energía Eléctrica Bonaerense (OCEBA). Mientras tanto, la prestadora del servicio eléctrico comunicó que sus oficinas permanecerán cerradas al público durante el día de hoy por los destrozos sufridos anoche.

TE PUEDE INTERESAR