Sociedad Tendencias
TRAGEDIA EN EL TITAN 

No quería entrar al submarino: El chico que fue por ser Día del Padre

Suleman Dawood, de 19 años, acompañó a su padre en el submarino al Titanic que implosionó. Su tía reveló que el joven estaba "aterrorizado" antes del viaje

El más joven de los tripulantes muertos en el submarino Titán, que descendió e implosionó cuando iba a visitar los restos del Titanic a 3800 metros de profundidad, era Suleman Dawood, un estudiante de negocios de 19 años en la Universidad de Strathclyde en Glasgow, Escocia.

Al joven de sólo 19 años le gustaba resolver cubos de Rubik, jugar al voleibol y leer libros de ciencia ficción. También tenía una estrecha relación con su padre, Shahzada Dawood, un multimillonario británico-paquistaní que era el vicepresidente de Engro Corporation, un conglomerado empresarial con sede en Karachi, Pakistán.

TE PUEDE INTERESAR

Shahzada, su padre, era un apasionado de la ciencia, la tecnología y la naturaleza. Le encantaban Star Trek y Star Wars, y viajaba a lugares lejanos para explorar el mundo. Uno de sus sueños era ver el naufragio del Titanic, el famoso transatlántico que se hundió en el Atlántico Norte en 1912 después de chocar con un iceberg.

En junio de 2023, Shahzada reservó dos plazas para él y su hijo en el Titan, el submarino turístico operado por la empresa OceanGate que ofrecía expediciones al Titanic a 250 mil dólares de costo por pasajero.

"ATERRORIZADO"

El viaje coincidía con el fin de semana del Día del Padre, y Shahzada quería compartir esta experiencia única con su hijo Suleman.

Sin embargo, Suleman no estaba muy entusiasmado con la idea.

Según su tía, Azmeh Dawood, el joven le dijo a un familiar que no estaba muy dispuesto a ir y que se sentía "aterrorizado" por el viaje al fondo del océano.

Pero Suleman acabó subiendo al Titan porque quería complacer a su padre, con quien tenía una gran relación, y una pasión compartida por la aventura y el descubrimiento.

Joven que murió en Titan estaba "aterrado" con la expedición | Noticias Telemundo

LA IMPLOSIÓN SE LLEVÓ A PADRE E HIJO

El 18 de junio de 2023, el Titan partió desde la costa de Terranova, Canadá, con cinco personas a bordo: Shahzada y Suleman, dos turistas también multimillonarios amantes de la aventura suboceánica, y el piloto y dueño de la embarcación.

El submarino tenía previsto descender unos 3.800 metros hasta el lugar donde reposan los restos del Titanic. Pero algo salió mal durante el descenso. El Titan desapareció de los radares y dejó de comunicarse con la superficie.

Durante cuatro días, las autoridades y la empresa OceanGate buscaron desesperadamente al experimental batiscafo, mientras se temía que se agotara el oxígeno a bordo.

El jueves 22 de junio, la Guardia Costera de Estados Unidos anunció que se habían encontrado restos en el área de búsqueda que eran compatibles con una "implosión catastrófica" del submarino.

Los cinco ocupantes del Titan fueron dados por muertos.

La noticia, además de una gran conmoción mundial, produjo extrema tristeza entre los familiares, amigos y colegas de Suleman Dawood.

https://twitter.com/OscarK223/status/1672184067347865603

TE PUEDE INTERESAR