Sociedad Historias bonaerenses
HISTORIAS BONAERENSES

La piba de Quilmes que enfrentó los prejuicios con su voz

Giuliana Asprea es una locutora que tuvo que soportar los insultos por su cuerpo de parte de la hinchada cuando fue la voz del estadio de Quilmes. Conocé su historia.

Giuliana Asprea es una joven de 28 años oriunda de la ciudad bonaerense de Quilmes que trabaja como locutora y community manager. El pasado 9 de julio cumplió su gran sueño de ser la voz del estadio Centenario del Quilmes Atlético Club. Sin embargo, recibió insultos gordofóbicos de parte de algunos de los hinchas. Para conocer más sobre su historia, Infocielo dialogó con Giuliana.

El sol ya había caído en la ciudad de Quilmes en el Día de la Independencia. La ansiedad y los nervios recorrían todo su cuerpo. Esperó a que le den el ok y salió a la cancha. En el estadio Centenario cientos de hinchas del cervecero aguardaba por el partido que jugarían contra Atlético Güemes por la vigesimotercera fecha del torneo.

TE PUEDE INTERESAR

Giuliana estaba preparada. Hacía 28 años su abuelo la había destinado a ser hincha y socia de Quilmes hasta incluso antes de tener su documento. Este día iba a cumplir su gran sueño, ser la voz del estadio del club de sus amores.

293389346_187417070355275_4538893706519706129_n.jpg
Giuliana cuando fue la voz del estadio Centenario de Quilmes Atlético Club. 

Giuliana cuando fue la voz del estadio Centenario de Quilmes Atlético Club.

Pero el sueño de Giuliana nació hace ya tiempo. Durante toda su infancia y adolescencia había pensado en ser traductora de inglés. Sin embargo, a sus 16 años sintió que se había cansado de estudiar el idioma. Por lo tanto, llegando el final del secundario, comenzó a buscar que estudiar y a que dedicarse el resto de su vida.

Fue así que una tarde cuando ingresó a un estudio de radio, encontró su verdadera pasión: la locución. “Estuve en el aire y dije: 'Uh, esto está buenísimo'. También siempre me gustó cantar, así que dije algo con mi voz tengo que hacer”, contó Giuliana en diálogo con Infocielo.

Finalizó la escuela e inmediatamente se inscribió a un seminario en ETER para rendir el examen de ingreso. Sin embargo, los nervios le jugaron en contra y no pudo aprobarlo. A los meses dio su revancha, ingresó y en 2016 se recibió de locutora nacional.

Mientras estudiaba y al tiempo de egresarse como locutora, Giuliana pasó por varios trabajos que no la hacían feliz. A pesar de la angustia que vivía en esos tiempos, una puerta se abrió. “Mi mamá me mandó una captura de pantalla en la que decía que estaban buscando locutores en la Municipalidad de Berazategui. No dude. Ese mismo día mandé el currículum”, dijo.

26872918_1657747070957663_3976988498887442432_n.jpg
Giuliana en sus inicios como la voz oficial de Berazategui. 

Giuliana en sus inicios como la voz oficial de Berazategui.

A los días la llamaron para una entrevista y Giuliana pasó a ser la voz oficial de la Municipalidad de Berazategui, encabezando la conducción de eventos y grabando spots radiales y audiovisuales

Además de su trabajo en la Municipalidad, Giuliana trabaja como community manager y se dedica a la creación de contenidos de humor en su cuenta @giuli.asprea. "A mí me encanta el mundo de las redes y soy media payasa así que hago esos videos sobre mi trabajo como locutora o como community manager", explicó.

Conquistando espacios

Aquel 9 de julio, cuando Giuliana cumplió su gran sueño de ser la voz del estadio Centenario de Quilmes y reemplazó a Alejandro "Pollo" Cerviño en la locución, también tuvo que soportar los insultos de algunos de los hinchas en referencia a su cuerpo.

Las autoridades del partido le habían solicitado que por favor les dijera a los hinchas que bajaran del alambrado. “Se los pido y automáticamente empezaron a gritarme 'gorda de mierda, qué me decís', 'gorda conchuda’, ‘gorda la concha de tu madre'. Yo me re calenté", relató en un video que subió a sus redes sociales.

293010035_443575104058772_1245762170828325108_n.jpg

“A mí no me lastimó que me hayan dicho gorda porque yo me miro todos los días al espejo y sé el cuerpo que tengo y estoy orgullosa. Me molesta que los hombres sientan que tienen la posibilidad y el poder de decirles a las mujeres cualquier cosa. Lo que más me dolió es que en 2022 se sigue usando la palabra gorda como un insulto. Ser gorda no es un insulto. Estoy orgullosa de ser gorda y no me molesta para nada”, sentenció.

Al consultarle que les respondería a los hombres que la insultaron, Giuliana respondió: "Les diría que las mujeres y las disidencias vamos a seguir ganando espacios en el fútbol y en el deporte. Así que, si les molesta no vayan más a la cancha".

Tras este lamentable suceso y al haberse viralizado en las redes sociales, las 15 mujeres voces del estadio de Argentina se comunicaron con Giuliana para apoyarla y salir a bancarla.

"A pesar de ese hecho, yo la pasé bárbaro. Fue una manera de demostrar cuánto había crecido en mi profesión. Estaba nerviosa, estaba ansiosa y estaba emocionada. La verdad que la pasé genial y fue una experiencia maravillosa. Mi amor por Quilmes es enorme", agregó.

Respecto a su futuro, Giuliana aseguró que su gran sueño sería ser la voz del estadio de Quilmes de forma permanente junto a "Pollo" Cerviño. "Si no soy yo, que sea otra mujer, no importa. Mientras haya una mujer ocupando ese rol de voz del estadio, sola o en conjunto con el ‘Pollo’ me parecería espectacular", manifestó.

279396878_157142060112616_8618901728790759771_n.jpg

Ya pasaron diez años de aquella vez que pisó por primera vez un estudio de radio y se enamoró de la locución. En todo este tiempo, no hay dudas de cuánto ha crecido como profesional. "Siento mucha emoción y mucho orgullo. A veces uno se enreda con pensamientos que le pasan diariamente y se olvida de mirar para atrás y ver todo lo que avanzó. Hoy miro para atrás y siento que lejos que quedó esa chica que no podía enfrentarse al micrófono", cerró.

TE PUEDE INTERESAR