Sociedad
"UNA AUTÉNTICA SERIE DE NETFLIX"

La muerte de Maradona se convirtió en un culebrón gracias a Whatsapp

Hijos, médicos, abogados... Todos los personajes de un culebrón están ahí. Y es que la muerte de Diego Armando Maradona sigue dominando los titulares en todo el país, donde la búsqueda de un culpable es más intensa que nunca: "Una auténtica serie Netflix" según Diego Esteves, columnista de América TV.

La pregunta que agita al país es sencilla: Además del propio Maradona, ¿hay algún otro responsable de la muerte del astro argentino? Según los resultados de los estudios toxicológicos, Maradona no tenía alcohol ni drogas en su cuerpo en el momento de su muerte, que se produjo dos semanas después de una importante operación cerebral. Sin embargo, el exfutbolista sufría un edema pulmonar agudo, insuficiencia cardíaca crónica y profunda depresión. Por ello, estuvo bajo el cuidado diario de un montón de médicos.

Al centrarnos en estos profesionales sanitarios, destaca el nombre de Leopoldo Luque, que es el centro de una investigación por homicidio involuntario, en la que hay otros seis responsables. ¿Por qué?

TE PUEDE INTERESAR

Whatsapp desvela información relevante

Tarde o temprano, todo se iba a descubrir entorno a la muerte de Maradona, especialmente gracias a los mensajes de Whatsapp. Los smartphones nos han traído miles de funcionalidades al alcance de nuestro dedo índice. Desde juegos y redes sociales, hasta casinos online como Betiton (https://www.betiton.com/es-cl/casino/) o MrMega (https://es.mrmega.com/), todo queda registrado.

Así, se desveló que los hijos del astro argentino habían abierto un grupo en Whatsapp justo después de su muerte. El tema principal fue la codiciada herencia y la actuación del abogado Matías Morla. La discusión gira en torno a las cajas fuertes, los relojes de valor y la apertura de la finca, y rápidamente se convierte en un enfrentamiento. Irónicamente, las hijas de Maradona se quejaban de las numerosas filtraciones en la prensa y, unos días después, el grupo de Whatsapp deja de usarse.

Sin embargo, esta no es la única conversación entorno a la muerte de Maradona, ya que enfermeras y médicos intercambiaban información sobre el estado del exjugador. Las conversaciones desveladas por la agencia Télam dan más detalles sobre las últimas horas del astro argentino, su profunda soledad y pérdida de apetito que precedieron al paro cardíaco: “Se veía que estaba pasando por un proceso destructivo importante”, dijo Roberto Ávalos, ex-psiquiatra de Maradona.

El papel de Leopoldo Luque

Pero toda la atención se la está llevando la filtración de Whatsapp sobre Leopoldo Luque. El neurocirujano comparte numerosas fotos del brazo de Maradona. Con una chaqueta de cuero y una gran sonrisa, se le ve junto al astro argentino tras la operación. Sin embargo, la relación entre ellos estaba lejos de ser ideal.

“Parece que tuvo una parada cardiorrespiratoria. El gordo se va a cagar muriendo”, dijo el neurocirujano la noche de la muerte de Maradona, “Hemos hecho todo lo posible. Era un paciente difícil”. En esa conversación de Whatsapp, los médicos se mantenían en contacto regularmente sobre el tratamiento del astro: “Se acerca el cumpleaños. Hay que reducir la medicación para que pueda estar presentable”, escribió un médico en octubre.

Ante la publicación de estas revelaciones, la familia Maradona reaccionó pidiendo justicia: “Lo único que le pido a Dios es justicia”, declaró Dalma. “Te juro que los atraparé uno por uno”, afirma Gianinna. “No digo que Maradona haya muerto por su culpa (…), pero si hubiera tomado las decisiones correctas, la muerte podría haberse evitado”, dijo el abogado de la familia.

La ironía de la historia es que muchos internautas creían que se había hecho “justicia divina” con Leopoldo Luque, cuya muerte fue anunciada por todos los medios del país, pero en realidad era un homónimo. Se trataba de otra leyenda del fútbol argentino: Leopoldo Luque, delantero de la albiceleste, autor de cuatro goles en el Mundial de 1978. En las redes sociales, los aficionados le rindieron homenaje llamándole “El Bueno Leopoldo Luque” para diferenciarlo del médico, más odiado que nunca en su país.

TE PUEDE INTERESAR