Sociedad
SALUD

La Inteligencia Artificial aplicada al Sistema de Salud

Cuál es el aporte de la inteligencia artificial en la formación de los equipos de salud, la educación y tratamiento personalizado.

En un mundo que conjetura sobre el futuro de la Inteligencia Artificial, dialogamos con Matías Karlsson, un ingeniero informático salteño especializado en Inteligencia Artificial, es el Chief Technology Officer (CTO) de Traditum, una empresa que brinda servicios de tecnología para el sector de la salud. Es profesor Data Science del IAE Business School, quien plasma como emprendedor, docente, organizador, ejecutor y supervisor de proyectos de startups su visión de una sociedad más justa en la que los algoritmos ayudan a destrabar problemas.

La rápida adopción y omnipresencia de Internet ha traído consigo otro conjunto de desafíos para la educación.

TE PUEDE INTERESAR

En el mundo educativo contemporáneo, la implementación de herramientas tecnológicas ha generado fuertes debates. Uno de ellos gira en torno al uso de sistemas avanzados de inteligencia artificial, como ChatGPT, en el proceso educativo.

El mero hecho de que un estudiante pueda "preguntar" a una máquina y obtener respuestas completas y precisas ha encendido alarmas en el sistema educativo.

En este sentido, consultamos con el ingeniero en informática Matías Karlsson acerca del aporte de estas tecnologías en la formación de los equipos de salud y explicó que la integración de la Inteligencia Artificial (IA) en el ámbito educativo de la salud presenta una amplia gama de ventajas que, si se utilizan adecuadamente, pueden contribuir significativamente a la formación de profesionales médicos más preparados y eficientes.

Sin embargo, para que la IA se utilice de manera efectiva en la educación, es esencial que se revalúen y se adapten las metodologías de enseñanza tradicionales.

Uno de los desafíos clave en la incorporación de la IA en la educación médica es evitar la industrialización del aprendizaje. La educación no debe reducirse a la simple transferencia de información de una máquina a un humano. Es fundamental que se fomente un ambiente de aprendizaje que promueva el pensamiento crítico, la reflexión, la creatividad y la empatía. Estas son cualidades intrínsecamente humanas que no solo definen nuestra humanidad, sino que también son cruciales para la práctica médica compasiva y efectiva" explicó Matías Karlsson, ingeniero informático especializado en Inteligencia Artificial.

Además agregó: "Es importante tener en cuenta que las herramientas de IA, aunque avanzadas, pueden cometer errores. La información proporcionada por sistemas de IA debe ser siempre validada por profesionales competentes para garantizar su precisión y relevancia. La validación humana es indispensable para asegurar la calidad y seguridad en la atención médica, y para evitar malentendidos o malas interpretaciones que podrían resultar perjudiciales para los pacientes. La IA puede ser una herramienta complementaria valiosa, pero no debe reemplazar la interacción humana y el juicio profesional en el proceso educativo y en la práctica clínica. Los educadores y los profesionales de la salud deben trabajar juntos para desarrollar estrategias que integren la IA de manera ética y efectiva en la educación, fomentando al mismo tiempo un enfoque humano y crítico en la formación médica. En conclusión, la IA tiene el potencial de enriquecer y transformar la educación en el ámbito de la salud, pero su implementación debe ser manejada con cuidado, manteniendo siempre al frente las necesidades humanas y éticas de la práctica médica y la educación".

"El uso de tecnologías de Inteligencia Artificial (IA) en el ámbito educativo y laboral en el sector salud puede ofrecer una serie de beneficios significativos. En el ámbito educativo genera un gran avance en el aprendizaje personalizado, la IA puede ayudar a personalizar el material educativo según las necesidades, ritmo y nivel de comprensión de cada estudiante, lo que puede resultar en un aprendizaje más eficaz. En relación al acceso a información actualizada, los sistemas de IA pueden proporcionar acceso a información médica reciente, ayudando a los estudiantes y profesionales a mantenerse al día con los avances en el campo.

También genera un gran aporte en simulaciones y entrenamientos prácticos mediante la combinación de IA y realidad virtual o aumentada, se pueden crear entornos de simulación realistas para entrenar en procedimientos y diagnósticos sin riesgos asociados. Asimismo fomenta el pensamiento crítico dado que a través de la información proporcionada por la IA, los estudiantes pueden aprender a validar y analizar críticamente la información, desarrollando habilidades de pensamiento crítico esenciales. En el ámbito laboral incrementa notoriamente el apoyo en la toma de decisiones dado que, las herramientas de IA pueden asistir a los profesionales de la salud en la toma de decisiones clínicas al proporcionar análisis de datos en tiempo real y sugerencias basadas en evidencia. También mejora la eficiencia operativa, porque la automatización de tareas administrativas y de gestión de datos puede liberar tiempo para que los profesionales se enfoquen en la atención al paciente.

En relación al diagnóstico y tratamiento mejorados, los sistemas de IA pueden ayudar en el análisis rápido de grandes conjuntos de datos, lo que puede llevar a diagnósticos más precisos y tratamientos más efectivos. También la colaboración se ve mejorada.

La IA puede facilitar la colaboración entre equipos multidisciplinarios al centralizar la información del paciente y proporcionar plataformas de comunicación efectivas.

La AI es un gran aporte a la educación continua. Los profesionales de la salud pueden utilizar la IA para acceder a recursos educativos y mantenerse actualizados en su campo, lo que es esencial para la práctica médica continua.

FOTO 2.JPG

En conjunto, la incorporación de tecnologías de IA en la educación y el ámbito laboral en salud puede contribuir a una atención médica más informada, precisa y eficiente, mientras se fomenta un aprendizaje continuo y se mejora la colaboración entre los profesionales de la salud. Sin embargo, es crucial manejar estas tecnologías con una perspectiva crítica, validando siempre la información y considerando el juicio humano en todas las etapas del proceso educativo y clínico.

La inteligencia artificial aplicada a la salud, también conocida como IA en salud o salud digital, es el uso de algoritmos y tecnologías de aprendizaje automático para analizar grandes cantidades de datos, proporcionar insights y apoyar la toma de decisiones en el ámbito de la atención médica.

Esta aplicación de la IA tiene el potencial de transformar muchos aspectos del cuidado de la salud y la medicina. Por ejemplo en el diagnóstico y detección, la IA puede ayudar en la detección temprana y el diagnóstico de enfermedades al analizar imágenes médicas, datos de laboratorio y registros de pacientes de manera más rápida y precisa que los humanos en algunos casos.

La IA puede contribuir en el tratamiento personalizado al analizar cómo diferentes variables afectan la respuesta de un individuo a ciertas terapias. En el análisis predictivo, los sistemas de IA pueden analizar tendencias y patrones en grandes conjuntos de datos para predecir el riesgo de enfermedad y ayudar en la prevención.

FOTO 3.JPG

También en la optimización operativa automatizando tareas administrativas y de gestión, la IA puede mejorar la eficiencia y permitir a los profesionales de la salud concentrarse más en la atención al paciente. La IA facilita la telemedicina y el monitoreo remoto de pacientes, permitiendo una atención médica más accesible y oportuna. En el desarrollo de nuevos medicamentos puede acelerar el desarrollo y la aprobación de nuevos medicamentos al predecir qué combinaciones de moléculas podrían ser efectivas.

En relación a la educación médica y el entrenamiento, las herramientas de IA pueden apoyar la educación médica y el entrenamiento continuo mediante la provisión de recursos educativos personalizados y simulaciones realistas. En materia de investigación y desarrollo facilita la investigación médica al proporcionar herramientas para el análisis de grandes conjuntos de datos, lo que puede conducir a nuevos descubrimientos y avances. En materia de ética y seguridad también plantea importantes cuestiones éticas, como la privacidad de los datos, la seguridad, y la necesidad de un juicio humano en la toma de decisiones clínicas.

La IA en salud representa una colaboración entre campos multidisciplinarios, incluyendo medicina, ciencia de datos, ingeniería y ética", explicó el ingeniero informático Matías Karlsson.

La ciencia de datos viene a ayudar a generar un sistema de salud, basado en la persona. La ciencia de datos aplicada en la salud no es el futuro, es el presente. En este marco, la Federación Médica de la provincia de Buenos Aires (FEMEBA), llevará adelante el Simposio: Inteligencia Artificial aplicada al Sistema de Salud, el próximo 24 de noviembre en el horario de 10 a 16 horas bajo la modalidad híbrida, en INSPIRE Simulación FEMEBA, ubicado en calle 54 N° 920 de la ciudad de La Plata. El Simposio está dirigido a todos aquellos que integran las distintas instituciones y entidades relacionadas a las ciencias médicas y a los equipos de salud. Inspire Simulación FEMEBA es un Centro de Simulación acreditado en calidad en educación por la Federación Latinoamericana de Simulación Clínica y Seguridad del paciente (FLASIC), considerado uno de los mejores Centros de Simulación de Latinoamérica por su calidad educativa, infraestructura y recursos.

La metodología de simulación clínica permite el mejoramiento continuo en la calidad de la atención de los pacientes, centrado en diferentes aspectos de desempeño de los profesionales de la salud, tales como habilidades técnicas, comunicacionales y actitudinales, que permiten fortalecer una atención segura y adecuada para los pacientes.

FOTO 4.jpg

Es así como FEMEBA llega para ocupar un rol protagónico en materia de simulación y calidad, no solo en Argentina, sino también en América Latina. Así mismo, se destaca la importancia de empezar a utilizar la simulación como parte importante del currículum académico en torno al concepto de "calidad de formación profesional en ciencias de la salud" a favor de los pacientes y de los profesionales que integran los equipos de salud.

El ingeniero en informática Matías Karlsson escogió como presentación "IA en Salud: El Futuro es Ahora" para el Simposio: Inteligencia Artificial aplicada al Sistema de Salud organizado por FEMEBA para el próximo 24 de noviembre.

El objetivo de la presentación es explorar y desglosar las múltiples facetas en las que la Inteligencia Artificial (IA) está transformando la atención médica en tiempo real. Karlsson abordará cómo la IA está facilitando diagnósticos más rápidos y precisos, lo que a su vez contribuye a una intervención médica temprana y mejora los resultados de los pacientes. También destacará cómo la personalización en la atención médica, impulsada por la IA, está permitiendo tratamientos más efectivos y centrados en las necesidades individuales de cada paciente.

La enseñanza mediante simulación implica tanto la creación de escenarios que promuevan la participación pro activa del médico con el paciente, la creación de modelos en los que pueden practicarse habilidades tanto técnicas como no técnicas, y por último, la reflexión de todo lo ocurrido como expresión de aprendizaje final, etapa conocida como debriefing aplicado a la reconstrucción de los hechos con aprendizajes de los mismos.

La incorporación de tecnología en la simulación clínica transforma y enriquece profundamente el proceso de enseñanza y aprendizaje en el ámbito médico. A través de la tecnología, se logra diseñar escenarios simulados altamente realistas y dinámicos que facilitan una participación proactiva del médico con el paciente virtual, permitiendo una interacción que se asemeja mucho a los encuentros clínicos reales. La creación de modelos en los que se pueden practicar habilidades técnicas y no técnicas se vuelve más sofisticada y variada con el uso de tecnologías avanzadas, proporcionando una plataforma segura y controlada para el aprendizaje y la evaluación. La fase de debriefing, que es crucial para la reflexión y el aprendizaje a partir de la experiencia, también se ve beneficiada.

Las tecnologías de grabación y reproducción permiten una revisión detallada de las interacciones y decisiones tomadas durante la simulación, facilitando una discusión enriquecida y un análisis profundo de los eventos. Además, la tecnología permite la recolección y análisis de datos de desempeño de manera más eficaz, proporcionando feedback cuantitativo y cualitativo que puede ser crucial para el aprendizaje y la mejora continua.

La simulación tecnológica también facilita el acceso a una educación médica de alta calidad, permitiendo a los profesionales de la salud practicar y aprender en cualquier momento y lugar, rompiendo barreras geográficas y temporales. Además, abre la puerta a la interdisciplinariedad y la colaboración global, permitiendo la creación de escenarios de simulación que integren diferentes áreas de la medicina y faciliten la colaboración entre profesionales de salud de diferentes partes del mundo.

El verdadero valor de la educación no radica en la cantidad de información que un estudiante pueda memorizar, sino en su capacidad para pensar de manera crítica y analítica.

FOTO 5.jpg

Las herramientas, ya sean libros, Internet o inteligencia artificial, son sólo medios para un fin. Lo que realmente importa es cómo se utiliza esa herramienta y con qué propósito.

Para finalizar, el ingeniero Matías Karlsson nos explica cómo con la utilización de la Inteligencia Artificial, se estrechan los pasos hacia la nueva medicina 5P: más preventiva, participativa, personalizada, predictiva y poblacional. "La IA facilita la transición hacia una medicina más preventiva al permitir la identificación temprana de riesgos de salud y la detección precoz de enfermedades, lo que puede llevar a intervenciones más tempranas y efectivas. En el ámbito de la participación, la IA puede empoderar a los pacientes al proporcionarles información personalizada y herramientas de monitoreo de su salud, fomentando una participación activa en su propio cuidado. La personalización de la medicina es otro dominio donde la IA está haciendo contribuciones significativas. Al analizar grandes volúmenes de datos, incluyendo información genética, la IA puede ayudar a identificar tratamientos y dosis que sean más efectivos para cada individuo, abriendo la puerta a terapias más personalizadas y efectivas.

En lo que respecta a la medicina predictiva, la IA, mediante el análisis de grandes conjuntos de datos, puede revelar patrones y tendencias que pueden ayudar a prever el curso de enfermedades y responder de manera proactiva. Esto es especialmente relevante en el manejo de enfermedades crónicas y en la anticipación de posibles complicaciones. Por último, en el ámbito poblacional, la IA ofrece herramientas poderosas para el análisis y la gestión de la salud a nivel poblacional, permitiendo a los sistemas de salud y a los formuladores de políticas entender mejor las necesidades de salud de diferentes poblaciones y diseñar intervenciones que beneficien a comunidades enteras.

En conjunto, la IA está demostrando ser una herramienta clave para avanzar hacia una medicina 5P, ayudando a transformar el sistema de salud en uno más en sintonía con las necesidades y características individuales y colectivas de los pacientes. Esta transición apoyada por la IA hacia la medicina 5P promete una atención médica más efectiva, eficiente y equitativa, alineada con los objetivos a largo plazo de mejorar la salud y el bienestar de las personas y de las comunidades", concluyó Matías Karlsson, ingeniero en informática especializado en Inteligencia Artificial, quien es el Chief Technology Officer (CTO) de Traditum, una empresa que brinda servicios de tecnología para el sector de la salud.

Para más información: www.femeba.org.ar.

TE PUEDE INTERESAR