Sociedad
Increíble

La historia del central peruano que jugará el Mundial pero que su club lo manda a Reserva

Christian Ramos llegó a la Argentina para jugar en un popular equipo de la provincia de Buenos Aires. Aunque su rendimiento en el club no fue destacado, sostuvo su lugar como defensor titular en la selección de Gareca que logró una histórica clasificación a Rusia. Conoce el motivo por el cual lo tienen apartado.

Fue capitán del seleccionado juvenil desde que se puso la camiseta y lució el brazalete en la Copa Mundial Sub-17, fue clave en el tercer puesto obtenido por Perú en la Copa América disputada en la Argentina en 2011 y marcó el gol que cerró la histórica clasificación al Mundial de Rusia del conjunto incaico frente a Nueva Zelanda. Todos argumentos que, sumados a una sólida carrera a nivel clubes, le garantizarían a cualquier jugador la titularidad en su club.

Sin embargo, en Gimnasia y Esgrima La Plata, el defensor de 29 años deberá regresar el 15 de enero a las prácticas cuando comience el trabajo del equipo de Reserva pese a que todavía el Lobo no tiene un técnico que defina su futuro inmediato. De no creer.

TE PUEDE INTERESAR

Hay dos situaciones a tener en cuenta en este caso sobre el jugador que llegó al lobo en tiempos de Gustavo Alfaro. “La sombra” vino para ser titular y hasta formó parte del equipo tripero que logró avanzar hasta la semifinal de la Copa Argentina 2016. Pero su rendimiento siempre fue analizado con lupa por los hinchas y los dirigentes y a la primera chance el club lo otorgó a préstamo al Emelec club que no hizo opción por la continuidad.

 

“Regreso más maduro a Gimnasia y a consolidarme en el equipo, voy por una pequeña revancha; mi representante me comunicó que tendré continuidad” dijo el defensor. Sin embargo fuentes allegadas al Lobo cuentan la otra parte de la historia y recalcan que Gimnasia es dueño de los derechos federativos del jugador hasta 2019.

Gimnasia en su momento compró el 50% del pase de Ramos al Juan Aurich de Perú y nunca termino de abonar su parte. Es más, la deuda se fue acumulando y fue generando intereses que el club, en concurso de acreedores, no tiene forma de pagar y es por eso que se especula que, dejando de lado al jugador, Juan Aurich reclamará por él y Gimnasia intentaría entregar el jugador de vuelta a cambio de la cancelación de la deuda.

Una historia de desmanejos y falta de estrategias que está a punto de terminar con un jugador manoseado y con un club perdiendo la chance de reventa de un protagonista del Mundial.

 

TE PUEDE INTERESAR