Sociedad
ENTREVISTA EXCLUSIVA

Es periodista y revoluciona las cárceles con "el arma de la segunda oportunidad"

Ana Sicilia apuesta a la reinserción con un trabajo muy particular: entrega libros en las cárceles. Mitos y verdades de la vida intramuros.

El 3 de octubre de 2017, como invitada a dar un taller literario, Ana Sicilia visitó, casi por casualidad, la Unidad 9 de la Ciudad de La Plata. Tras sus primeros esporádicos encuentros, halló en la entrega de libros, un motivo para continuar visitando las cárceles y ayudar a las personas allí alojadas.

Hoy, seis años después, entregó 8.500 libros, escribió sobre ello y creó la Fundación As, un espacio de contención a las infancias en diferentes territorios. En una extensa charla con INFOCIELO, Ana definió su labor como "un mínimo grano de arena pero lo importante es la construcción colectiva. Soy una individuo más que aporta desde su lugar".

TE PUEDE INTERESAR

La primera vez, Ana Sicilia juntó 380 libros, tras pedir una gran cantidad por redes sociales: "Me abracé a un proyecto que ni sabía que iba a ser un proyecto cuando pisé por primera vez una cárcel". Poco a poco, libro a libro, creció: "Alumnos míos se fueron a otras cárceles, me decían 'che acá no hay libros', y ahí se empezó a armar el proyecto con la demanda de detenidos y detenidas".

Embed

Los inicios: las primeras visitas y la conclusión inmediata: "La salida es colectiva"

Ana Sicilia es de Burzaco, Almirante Brown, sur del conurbano bonaerense. Al salir de la educación secundaria, eligió la comunicación: se graduó años después en la Universidad Nacional de Quilmes. Al pasar los años, comenzó a trabajar en los medios pero evidentemente algo faltaba. En 2016, cuando se quedó sin trabajo emigró a Chile a realizar diferentes campañas como modelo.

Sin embargo, en 2017 cambió su vida: recibió un llamado de su colega Julián Maradeo para participar de talleres literarios en "El Ágora", la Unidad 9 de la Ciudad de La Plata. Así, comenzó su labor como tallerista para nunca más abandonarlo: "Si lo hubiese imaginado así, no sé si hubiese sucedido. Fue muy en el día a día, construir un ladrillo, o un libro día a día".

"Cuando llego por primera vez, era una invitada más, me invitan otra vez, una vez más y el año que viene me invitaron a sumarme como tallerista, ad honorem, por supuesto. Entonces fue combinar con la radio, y armando muy de a poquito", detalló la periodista en los estudios de INFOCIELO.

Año a año, Ana entendió que desde la literatura se pueden lograr importantes cosas: entregó miles de libros en el marco del proyecto "Libros en Pabellones", escribió el propio -" Libros tras las rejas"-, visitó diferentes provincias y hoy creó la Fundación As.

Para ello, no estuvo sola: "La construcción colectiva como sociedad, soy una individuo más que aporta desde su lugar. Siempre agradezco mucho a los colegas que han entregado libros y difundido el proyecto. Estos 6 años que haya tenido libros para donar, no es que uno lo hace solo: se termina armando una red, donde todos terminamos llegando al contexto de encierro que tan poco se habla".

La semilla fue cosechada

Ana, tal vez sin saber bien cómo, combinó el amor por la literatura ante su necesidad de incursionar en los contextos de encierro. Sin embargo las semillas siempre estuvieron ahí, listas para florecer: "Siempre me gustaron los libros y quizás esa semillita estaba latente en algún lado".

A su vez, considera fundamental su paso por la universidad pública: "A mi me partió la cabeza. Agradezco a los docentes que tuve". El ejemplo perfecto es Alejandro Kaufman, que sembró -o cosechó- la semilla sobre los contextos de encierro. Así fue cómo se construyó la duda en Ana: ¿Qué pasa en las cárceles?

Ana Sicilia - Literatura en carceles.mp4

El libro es el arma de la segunda oportunidad

Continuamente, tanto en entrevistas como en publicaciones de Instagram, Ana deja en claro su idea sobre las cárceles y detenidos: "La idea no es romantizar las cárceles, ni romantizar a las personas: es aportar un mínimo granito de arena. Lo puedo hacer yo, lo pueden hacer los cientos de talleristas que hay en el país. Cada uno va a portando desde su humilde lugar a la construcción colectiva".

Es así cómo en la jerga de las conversaciones con sus estudiantes, repite hasta el cansancio: "El libro es un gran arma, para mi es el arma. Le digo a los chicos: 'por ahí están acostumbrados a salir de caño a la calle, pero acá tienen otra arma, esta es la que va, esta es la de la segunda oportunidad'".

En este sentido, expresó que el proyecto "Libros en pabellones" también creció en respuesta a la demanda de detenidos y detenidas. Sin embargo, a lo largo del tiempo recibió críticas sobre lo que debería entregar a los detenidos, a lo que ella respondió: "¿Por qué no lo pensás vos? Hago desde mi humilde lugar lo que puedo hacer y lo que tengo".

Finalmente, concluyó: "es maravilloso que te pidan libros".

WhatsApp Image 2023-11-28 at 13.52.18.jpeg
Ana Sicilia en los estudios de INFOCIELO. Mirá la entrevista completa.

Ana Sicilia en los estudios de INFOCIELO. Mirá la entrevista completa.

Mitos y verdades de las cárceles

¿Qué pasa dentro de las cárceles? ¿Son ciertas las construcción culturales que se generan alrededor? Es decir, ¿El Marginal, Tumberos, Barrabrava son reflejos reales de lo que sucede en contextos de encierro?

Ana, tallerista en cárceles desde el 2017, nos contó lo siguiente:

Ana Sicilia - Mitos y Verdades cárceles.mp4

El libro, la fundación y los sueños de Ana Sicilia

"Libros tras las rejas" salió a la luz los primeros días de octubre y significa la punta del iceberg. Sin embargo, las páginas de la obra literaria cuentan la profundidad: "El libro cuenta un poco estos seis años, que no es hablar 100 por ciento de las cárceles sino de que vos individuo argentino, argentina, si bien pareciera que está todo hecho, podés generar algo desde tu lugar".

"Un poco muestra eso: no sólo esta media década de llevar libros, y la importancia de la literatura y educación, si no también me gustaría que cada persona que lea esa libro diga: 'yo también puedo hacer algo'", concluyó Ana.

En este sentido, hace algunos meses la periodista del conurbano creó la Fundación AS, un servicio territorial, que "con acciones chicas, nos permiten no perder el foco". El último barrio que visitaron fue en Florencio Varela en el que trabajaron con adolescentes privados de su libertad, donde realizaron plantaciones de árboles junto a diferentes infancias del barrio. A su vez, también conformaron una biblioteca al paso.

Con ello, Ana reflexiona: "Soy muy prudente, me gusta cuidar el proyecto de seguir fomentando la lectura en todos los rincones del país. Hoy la idea es seguir en las cárceles y cómo fundación abordar otros territorios: hogares y barrios".

Embed

En los cientos de talleres que dictó Ana desde el 2017 hasta la actualidad, una pregunta de la periodista sigue retumbando en los oídos de detenidos y detenidos: "¿Y ustedes, que sueñan?". Ante la misma pregunta, Ana no dudó: "abrazar a nuestras infancias y adolescencias vulneradas es el futuro de nuestro país, así que vayamos a abrazar con amor, con libros y con sueños. Que nos quiten todo, menos los sueños".

MIRÁ LA ENTREVISTA COMPLETA

TAGS

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión